Digamos que eres uno de ellos

Digamos que Eres Uno de Ellos


Digamos que eres uno de ellos (Historias desgarradoras) es una aclamada colección de cinco historias duras, como bien lo indica su subtitulo, escritas por el sacerdote jesuita Uwem Akpan y relacionadas con el trato inhumano que reciben muchos niños en el continente negro.

En Digamos que eres uno de ellos, este autor africano le rinde homenaje a la sabiduría y capacidad de resistencia de los niños, incluso de cara a las circunstancias más angustiantes y desgarradoras.Por ejemplo, una familia que vive en un rancho improvisado en Kenia se escabulle para buscar regalos de cualquier tipo para sus pequeños ante la inminente fiesta de la Navidad. Una niña de Ruanda cuenta la lucha de su familia para mantener una apariencia de normalidad en medio de actos atroces. Un hermano y una hermana, pequeños ambos, le hacen frente a los intentos de su tío por venderlos como esclavos. A bordo de un autobús lleno de refugiados, lo que resulta un microcosmos del África actual, un niño musulmán invoca a su fe para soportar un viaje traicionero por toda Nigeria.

A través de los ojos de sus amigos de la infancia, Digamos que eres uno de ellos muestra la carga emocional que conllevan los conflictos religiosos en Etiopía de manera visceralmente clara. Las historias de los niños abusados ​​y maltratados en África son incontables, pero pocas te llegarán tan de cerca como Digamos que eres uno de ellos de Uwem Akpan.

Son cinco los cuentos de Digamos que eres uno de ellos, dos de los cuales tienen la extensión de una novela corta, y son narrados por las voces desinhibidas y llenas de verdad de los niños involucrados. Cada una de estas historias tiene lugar en un país diferente, pero el tema es universal: el mayor desafío que enfrentan los niños en África es mantenerse con vida.

 

Uwem Akpan

Uwem Akpan, es un sacerdote jesuita de Nigeria cuya escritura creativa nos permite familiarizarnos íntimamente con las vidas que describe. Sin lugar a dudas, es un verdadero artista que pinta con palabras un mundo tan trágico. En Digamos que eres uno de ellos todas las historias fueron escritas desde la perspectiva de los niños. Y en cada una de ellas, el final es difícil de soportar. Increíblemente duro pero realista.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: