pareja

Es por demás común que después de producirse una separación de pareja, sus efectos son traumáticos para ambos o para uno más que para el otro. Las causas son como un abanico de posibilidades que se abre tomándolo como una alegoría. Sin embargo los causales más comunes entre otros son: la rutina, la costumbre y el devenir de los acontecimientos cotidianos, que pueden tornarse en una carga de difícil manejo para la pareja, la inconformidad por las cosas más nimias, donde nada nos satisface, casi todo nos repele.

Consideraciones de pareja

Si nos diéramos el tiempo para pensar con cabeza fría, de seguro las consideraciones a que llegáramos serían; demostrativas de lo injustificado de nuestras actitudes en un momento dado. La relación de pareja en el hogar siempre transita por terreno muy accidentado. La etapa del noviazgo ha quedado atrás, época dulce, llena de promesas, de ilusiones sin fin, misterio, inquietud por descubrir los encantos que imaginamos guarda la novia adorada, todo es romance, sentimiento, vivimos en un mundo de sueños. Esta apreciación la practicamos todos, aún yendo con prejuicios a la siguiente situación de matrimonio o cualquier tipo de unión; nuestro pensamiento está claro con la idea de que el amor todo lo puede, que este sentimiento será siempre el arma secreta para vencer las disimiles cuestiones que condimentan la relación de pareja.

El primogénito (a)

Con la llegada del primer hijo (a) que; por supuesto hemos anhelado ansiosos, esperanzados, es por así decirlo la prolongación de nuestra presencia en el tiempo a través de nuestra cimiente. Qué alegría, que alborozo ¿Qué nombre le pondremos, el mío, el del abuelo, el de la abuela o de la madre? –Luego si la prole crece; mientras están pequeños todo se reduce al cuidado que los niños requieren, según nuestro conocimiento y experiencia, adquirida con los sobrinos, con los hermanos pequeños, en nuestros hogares. Con su crecimiento las necesidades por suplir son mayores y con ellos los gastos. En hogares acomodados todo fluye más distendido, con mayor comodidad. Lo arriba escrito no ha sido más que un paneo en grosso modo sobre la lucha diaria en un hogar normal.

Dificultades de pareja

Sin embargo la situación que queremos destacar es; las dificultades en la relación de pareja. Cuantas parejas han mandado a la porra un hogar relativamente estable, aparentemente construido sobre una aceptable medianía. El hogar es un crisol donde se fundamente una familia; cuando este fundamento se construyó sobre bases sólidas, hay una seguridad cierta de que esta relación tiene los principios básicos para sostenerse en el tiempo. Por contradicción la parte más sólida o más volátil es la pareja en sí misma: es fuerte, a prueba de desastre, de tsunami si fuera el caso, cuando la pareja une al amor que es el agente aglutinante per se; y, ha nacido y crecido en un ambiente sano y con valores encomiables de responsabilidad y sacrificio, sobre todo la constancia para mantener a la familia firmemente unida, blindada, impermeable a las avatares de la vida misma, sean cuales sean estas.

Elección de pareja

Volátiles cuando carecen de los principios que hemos expuesto antes. La fortaleza de una pareja, de una familia, empieza su construcción en el noviazgo mismo. Es delicada la elección de tu pareja, bajo la presunción de que te habrá de acompañar toda la vida. Existen los imponderables; es decir, hay casos donde las cosas empiezan bien y terminan mal y viceversa. Por supuesto ahí entramos en el terreno meramente especulativo. Empezamos este pequeño escrito asomando lo traumático de una separación. Sabemos que estas se producen por diferentes vías, que están presentes o expuestas potencialmente en el ambiente normal de pareja. Finalmente; la pareja tiene que formar un acervo de cultura para la vida al lado de otra persona. Fortalecer de todas las maneras posibles ese estamento.

Imaginación y confianza

Practicar la imaginación sin ambages con tu pareja, fomentar la confianza y, cultivar el amor plenamente, evitando todo aquello que se parezca a la rutina. Tener cuidado con tu arreglo personal. Ten presente esto: el desamor, el adulterio y la costumbre como forma pasiva de comportamiento, tienen en la novedad su principal seducción. No ayudes a tu pareja a buscar en la calle lo que no tiene en casa. El hogar es un santuario que termina al llegar a la cama, donde se encuentra aposentado el imperio de Eros. Medítalo.

facebook.com/german.agraz

shvoong.com/writers/GermanAgraz

twitter.com/@germanagraz                                                                                                                                                

gerag 1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: