Diferenciar enamoramiento y satisfacción

Algunas ocasiones es fácil confundir el amor con el placer. Y es que las historias que parecen un cuento de hadas, luego no lo son tanto

Puede suceder algo parecido a esto; alguien llama a la puerta y la joven la abre delante de ella se encuentra un joven con un ramo de flores  y una caja de bombones en sus manos, se la da amablemente a la mujer y esta lo deja entrar. Nada más verla, él piensa que está ante la mujer de su vida.

Esto sería lo más parecido al típico cuento de hadas, incluso es posible que esa noche llegara a nacer el romance. Pero lo más normal es que termine convirtiéndose en una loca noche de sexo. 

Si se tratara de un cuento sería lo más normal, pero en realidad no todas las historias siguen el mismo orden. 

Es conveniente actuar con inteligencia

Si se quiere conocer por completo a la otra persona, es bueno ser estratégico o tener elaborado un buen plan.Cuando se produce la primera cita, es posible que la otra persona solo ponga obstáculos para impedir que resulte fácil llegar a ella, esto lo harán los dos, tanto el hombre como la mujer, es el mecanismo de defensa que utilizan para evitar sufrir golpes que les han causado daño en ocasiones anteriores. Y si después de esa primera cita, las cosas no han funcionado como deseaban será lo mejor, puesto que de este modo han eivvitado engancharse el uno del otro. 

Después de esa primera cita

Pero si todo fue como se había previsto, lo más normal es que a esa cita le sigan otras de manera continuada. Es posible que algunas de ellas terminen siendo solo sexo. Pero como en todo llegará el día en el que por el motivo que sea uno de los dos se enganche. Y es entonces cuando surgirán todas las dudas, ya que sin darse cuenta ha sucedido lo que no se estaba buscando. 

Incluso se planteará porqué no fue capaz de parar antes. 

Es el momento de decidir que es lo que realmente se quiere, mostrarse seguro de uno mismo y porque no ser algo intrigante, alimentar esa intriga con una supuesta retirada. Y si busca algo más que el puro placer pues jugar las cartas como cada uno pueda, y si lo único que se quería era sexo, esperar a que vuelva a surgir la oportunidad de tener un nuevo encuentro. 

 

 

 

 

 

 

Diferenciar enamoramiento y satisfacción

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: