En DIEZ NEGRITOS, la autora Agtha Christie nos presenta un misterio, que una variante del crímen en una habitación cerrada.

A la isla del Negro van llegando diez personas, que han sido invitadas por O. U.Owen, al que al parecer conocieron en el pasado, aunque ninguno le recuerda.

En la isla una hermosa mansión les espera, y los criados que les atenderán el mayordomo y la cocinera, que disculpan a sus anfitriones que aun no han llegado.

Cuando llegan a la habitación que les ha sido destinada, encuentran una copia de la canción infantil diez negritos. En el comedor y a la hora de la cena, ven sobre una mesa una bandeja con las figuras de diez negritos.

Al  acabar de cenar, oyen una grabación que les acusa a todos y cada uno de ellos, de crímenes que han cometido, pero con los que han conseguido eludir la ley. Todos y cada uno de ellos niegan su culpabilidad, y cuando ven que es una encerrona pretenden salir de la isla, pero el barco que trae los comestibles a la isla no puede acceder a ella a causa de una gran tormenta, y el mayordomo y la cocinera han desaparecido.

Después de la cena cae el primero, y uno de los diez negritos de la bandeja desaparece, la muerte ha sido siguiendo la primera estrofa de la canción.

Se impone una especie de toque de queda para pasar esa noche, ya que al día siguiente pretenden registrar la casa y la isla buscando a su anfitrión.

Uno a uno van muriendo los diez acusados, siguiendo las estrofas de la canción y muriendo como los diez negritos, y cada vez el circulo se cierra mas y mas, mientras todos van pareciendo sospechosos, ya que en la isla y después de los registros queda claro que no hay nadie mas que ellos.

Cuando llega el barco y el rescate encuentran a todos muertos, e intentan con los escritos que dejaron alguno de ellos hallar la solución al enigma, pero no lo logran.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: