fotografia

Los gustos en la comida, como en todo, las personas nos diferenciamos unas de otras. Los vegetarianos por ejemplo, incluyen en sus platos solo alimentos de origen vegetal como veremos, frutas y legumbres. Hay dentro de este grupo los llamados lácteo.vegetarianos que incluyen en la alimentación los quesos, el yogur y los huevos. Muchos productos de animales tienen nutrientes fundamentales para el organísmo, por ello hay personas que dudan de que ser vegetariano sea realmente sano. No obstante, muchos estudios realizados certifican que los vegetarianos tienen menos riesgo de padecer de la tensión alta, obesidad o diabetes.

fotografia

El hierro, que se encuentra en carnes rojas se puede suplir perfectamente con las legumbres y hay muchos frutos que contienen también hierro. Los vegetales verdes como el brócoli, acelgas o espinacas contienen calcio y pueden suplir muy bien a los lácteos. Si no proponemos hacer un alto en nuestra alimentación desordenada y hacer un par de semana una dieta vegetariana, seguro que nuestro cuerpo lo agradecerá. Ya se sabe que los que somos carnívoros lo tenemos difícil el tener que prescindir de un buen filete o de un plato de pollo al ajillo que tan sabroso resulta, pero hay que pensar que la salud y el buen funcionamiento del organismo depende en una gran parte de los alimentos que ingerimos.

fotografia

UN EJEMPLO DE DIETA VEGETARIANA

DESAYUNO

1 vaso de batido de frutas y una tostada,

o un vaso de batido de soja con cereales sin azúcar.

MEDIA MAÑANA

1 puñado de frutos secos (nueces, almendras, avellanas) y una pieza de fruta.

(cada día una fruta diferente)

COMIDA

1 ensalada variada (lechuga, zanahoria, tomate, pepino, cebolla, etc)

y un plato de pasta integral con alguna verdura (guisantes, soja  germinada, etc).

1 fruta cítrica (naranja, mandarina, piña, kiwi, etc)

MERIENDA

1 yogur o un vaso de soja enriquecida con calcio.

CENA

1 sopa de verdura con pasta muy fina o un puré de verdura 

o setas a la plancha con un tomate picado.

 

 

fotografia

fotografia

Después de unos día con una dieta vegetariana, ya nos podemos comer un buen filete o una pechuga de pollo a la plancha que seguro que nos sabrá a gloria bendita si además lo regamos con una copa  de buen vino tinto rioja.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: