Porcentajes de una dieta cetogénica vs los porcentajes de una dieta normal

¿QUÉ ES LA DIETA CETOGÉNICA?

La dieta cetogénica es un tipo de dieta que ha cobrado mucha popularidad en años recientes siendo descrita por algunos de sus usuarios como la dieta mágica que asegura bajar de peso en poco tiempo con resultados más que notorios además de ser considerada por algunos como una dieta en la cual, no es necesario hacer una enorme cantidad de sacrificios para ver resultados. Pero, ¿Por que es esto cierto?.

¿DE DONDE VIENE LA DIETA CETOGÉNICA

La dieta cetogénica fue descrita por primera vez en 1902 en una pequeña ciudad de Francia, donde fue implementada como un tratamiento para personas con epilepsia, más específicamente niños esto con el fin de reducir los síntomas que aquejaban a los pacientes que en ese entonces terminaban condenados a pasar el resto de sus días en cama sin capacidad de mejorar.

Los resultados fueron simplemente sorprendentes pues todos los pacientes notaron una mejora considerable alcanzando diferentes espectros de mejora que iban desde la mejora total al desaparecer por completo el número de eventos convulsivos que se presentaban hasta reducir la intensidad de los mismos logrando que aparecieran cada vez más por periodos más cortos de tiempo.

Entonces... ¿Por qué logran bajar de peso?.

El funcionamiento de la dieta cetogénica funciona principalmente por las siguientes razones...

  1. El cuerpo normalmente utiliza como principal fuente de energía, hidratos de carbono, sustancias que podemos encontrar en alimentos tan variados como leche, pan, frutas, verduras e incluso huevos. Son el nutrimento mediante el cuerpo más fácilmente puede adquirir energía.
  2. Normalmente, en una dieta normal y saludable aportan del 45 al 60% de nuestra alimentación habitual, sin embargo, en la dieta cetogénica este aporte se reduce a valores tan bajos como 5 a 10%.
  3. El cuerpo, al verse forzado a buscar otras fuentes de energía empezará a optar por utilizar grasa, más específicamente la grasa que tenemos almacenada en nuestro cuerpo.

Y... ¿Es peligroso?

Es correcto que existen algunos puntos mediante los cuales no es recomendable optar por una dieta cetogénica, estos son:

  • Tener alguna enfermedad en el metabolismo que impida la correcta utilización de grasas por el cuerpo.
  • Tener facilidad para formar cálculos biliares, más conocidos como piedras en la vesícula.
Más allá de esto no hay algo que nos indique, conforme a evidencia científica, que no puedas utilizar una dieta cetogénica.

Entonces... ¿Cómo inicio?

Lo principal es asistir con un especialista para su correcta prescripción para lograr BAJAR DE PESO de forma saludable.  Después de todo, no es solo verte bien sino sentirte bien, tener salud.

Una vez que te halla prescrito la dieta, si planeas mantenerla por un largo plazo será necesario suplementarte con algunas vitaminas y minerales puesto que es una de las desventajas de esta dieta. La dieta cetogénica, al estar enfocada en un aporte a base de grasas principalmente tendrá el riesgo de presentar severas deficiencias si no se realiza una adecuada suplementación para cubrir todas las frutas y verduras que no comerás.

Una vez que tengas tu dieta cetogénica correctamente instaurada, tengas tus objetivos no solo estéticos sino también de salud podrás empezar a gozar de sus resultados y notarás como el bajar de peso se dará como un proceso sencillo y sin complicaciones.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: