Diario de una borderline

HIELO EN LAS MANOS

Hielo en las manos ... Se me fue la mano, sólo un poco, pero lo suficiente para hacerme sentir vergüenza durante todo el verano. Y es que cuando pasa no me doy cuenta, el dolor ciega y anula los sentidos, sobre todo el sentido común. Así que este verano mi muslo derecho me delata con cuatro cicatrices de líneas paralelas en color rosa oscuro, que si fuera pija diría que no me combinan con nada, ¡te lo juro!.

He leído lo de sujetar hielos en la mano para evitar la autolesión, y digo yo:

- Si soy un desastre en casa

- Si algún día hago hielo lo gasto y no lo repongo

- Si tengo la cocina en otra planta

- Si en una crisis no estoy hábil para hacer manualidades de sacar hielos de la hielera sin que se me desparramen todos por el suelo

Tardo menos en coger unas tijeras o una bolsa de patatas fritas. En mi defensa AUTOLESIVA he de confesar que gana muchísimas más veces la bolsa de patatas fritas y el chocolate, pero los hielos se mantienen en el anonimato, dentro del congelador y ni se los presento a la coca cola.

diario

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: