Diario de una borderline

Beatrice y su novio

Madre mía, cómo se ha puesto! – exclama Beatrice mientras cuelga la llamada que tan absorta la mantenía. Sin duda era su novio: el niño – hombre bailongo del pendiente destelleante, que responde al nombre de George

George tiene la edad de Beatrice, y a veces pienso que sólo eso tienen en común, ya que en él sólo hay sitio para amigos, baile, fiesta y bacileo, todo ello con ciertos tintes retrógrados gracias a la falta de educación.

Aun así están juntos, al menos durante un tiempo, antes de que Beatrice comience a explorar el mundo y a abrir su mente a nuevas experiencias de enriquecimiento personal. Intuyo que siempre ha sido observadora, pero ahora soy testigo y veo cómo sus análisis denotan una buena inteligencia emocional y muchas ganas de aprender. Tiene un mundo y toda una vida ante ella, sólo le hace falta una buena motivación guiada, seguridad y estabilidad para desenvolverse alegre y eficazmente.

Beatrice aún no lo sabe pero le queda poco para iniciar una etapa de soltería y crecimiento personal. Será cuestión de días intuyo y todo acabará con su NOVIO

George

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: