Fotografía

El diablo me obligó concebida por la puma del escritor mexicano Francisco G. Haghenbeck, es una novela sobrenatural que tiene la particularidad de desconcertarnos de comienzo a fin.

El autor de El diablo me obligó nos muestra un protagonista muy particular llamado Elvis Infante. Elvis es un ex convicto que, tras la muerte de su hermano, decide montar una tienda de objetos de santería, alebrijes y todo tipo de artefactos extraños en la ciudad de Los Ángeles, donde transcurre casi toda la trama.

Sin embargo, el protagonista de El diablo me obligó no se dedica a la venta de objetos mágicos, sino que la tienda es una pantalla para ocultar su verdadera ocupación, que es la de “diablero” (Persona que realiza exorcismos para capturar demonios y venderlos en un mercado negro necesitado de ángeles, demonios y otras criaturas sobrenaturales con el fin de organizar combates).

El diablo me obligó nos presenta un conjunto de personajes extraordinarios, consistentes y de gran verosimilitud en el mundo en que se desenvuelven: un capitán del ejército de los Estados Unidos que envía a sus subordinados a atrapar talibanes en las montañas de Afganistán, corriendo el riesgo de encontrarse con criaturas y maldiciones que superan la imaginación; una muchacha gótica y asesina, un sacerdote que mantiene relaciones sexuales con señoras de alto estrato social, una hermosa detective, y un traficante de demonios. Haghenbeck juega con estos personajes de una manera increíble, creando una historia repleta de acción, una pizca de humor negro y una catarata de imaginación y terror.

El diablo me obligó nos casi cuenta el final de la historia para luego adentrarnos en la misma por medio de flashbacks, lo cual le da ritmo a la obra. Un muestra cabal de esto se ve en el capítulo en que los soldados estadounidenses se topan con algo inesperado en las cuevas de Afganistán, pues aquí la narración se vuelve frenética, vívida, y terrorífica.

La influencia de genios como Stephen King o Alan Moore, confesada por el propio Haghenbeck, se nota en El diablo me obligó y resulta enriquecedora para la historia. Recomendable.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: