La llegada del día del parto es uno de los momentos de mayor estrés para los padres primerizos y especialmente para la madre. Este es un momento que debe ser planificado con bastante antelación, puesto que no se debe dejar al azar el nacimiento de un nuevo ser. Es muy importante la preparación tanto del padre como de la futura madre. Lo más importante será adquirir suficiente información referente a los signos de alarma, la decisión de acudir a un hospital y lo que uno debe esperar desde el momento que llega al centro de salud.

 

Los signos de alarma fundamentales a tomar en cuenta para llevar al hospital a una mujer, con un embarazo mayor a 37 semanas contando desde el primer día de la última menstruación serán: dolor, rompimiento de las bolsas, incremento de la frecuencia de las contracciones y las ganas de pujar. El dolor que se ubica solamente en el área abdominal no es tan indicativo de trabajo de parto como el que llega a la región genital y principalmente a la región lumbosacra. El rompimiento de las bolsas se manifestará cómo una salida de liquido abundante por el área genital que " de repente" baña o moja la ropa de la embarazada. Normalmente pueden existir contracciones con intervalos de 1 hora o menos, pero cuando estas alcanza una frecuencia de 2 a 3 cada 10 minutos, es muy prudente buscar el medio más rápido para llegar a una clínica u hospital. Las "ganas de pujar" son un dato muy sugestivo de que el trabajo de parto ya está muy avanzado y que el niño o niña ya esta por nacer.

 

Algunas mujeres preferirán ser atendidas por personal femenino, puesto que en un parto natural se realizan varios tactos vaginales, los cuales pueden invadir el sentido de pudor. En este aspecto, se puede decir que desde hace no muchos años que la ginecología y especialmente la obstetricia han adquirido la importancia necesaria que se merecen. Un hito importante en este aspecto fue la incorporación del médico especialista de sexo femenino, puesto que como todos sabemos los hombres han ocupado los cargos médicos obstétricos desde la antigüedad.

 

Finalmente, es muy importante tomar en cuenta las recomendaciones del personal de salud en todo momento porque ellos velarán por bridar la mejor atención con el fin de preservar al salud tanto de la madre como del recién nacido.

   

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: