fotografia

La transición que se vivió en España tras la muerte de Francisco Franco se realizó con la fórmula de monarquía parlamentaria que tuvo el apoyo de Andalucía. En 1977 se manifestaron unos dos millones de andaluces para pedir la autonomía para esta región y un año más tarde se estableció un gobierno provisional que coincidió con la promulgación de la nueva constitución española que establecía un estado de descentralización y dividido en comunidades autónomas.

fotografia

Pese a las campañas del gobierno central para dificultar la aprovación plena de autonomía, en un referéndum que se celebró el 28 de febrero de 1980, los andaluces decidieron que debían tener una autonimía plena y no parcial como quería el Gobierno de la nación. El Estatuto de Autonomía de Andalucía se aprovó en 1981 definitivamente, conocido  también como "Estatuto de Carmona" y la región pasó a ser Comunidad Autónoma al amparo del artículo segundo de la Constitución Española de 1978 que reconoce los derechos de las nacionalidades y regiones de España.

fotografia

En 1977, durante las primeras manifestaciones para conseguir la autonomía, un trabajador de la Cerveza Victoria y militante de Comisiones Obreras, murió de un disparo efectuado por la Policía Armada el día 4 de diciembre cuando intentaba poner una bandera en la Diputación de Málaga. En el lugar donde cayó muerto este trabajador, instalaron sus compañeros un improvisado altar con flores y velas pero fue destrozado por miembros de ultraderecha. Durante varios días se sucedieron fuertes protestas por la represión policial que se vivió en Málaga y toda Andalucía.

fotografia

fotografia

fotografia

El Ayuntamiento le concedió poner su nombre en una calle y más tarde fue nombrado Hijo Predilecto de la provincia a título póstumo y también fue nombrado Hijo Predilecto de Andalucía. Manuel José García Caparrós fue víctima de la transición política que se vivió en España y que muchos intentaron impedir,  más de 30.000 personas asistieron a su entierro mientras se sucedieron manifestaciones por toda la región. Los dirigentes actuales y los históricos del PCA rindieron homenaje a García Caparrós, el joven sindicalísta muerto, con el objetivo de que la lucha de los andaluces aquel 28 de febrero y el fatídico 4 de diciembre "no quede en el olvido".

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: