lighman

CÓMO DETECTAR AL MENTIROSO - A LA MENTIRA

Todos en algún momento hemos sido tanto víctimas como victimarios de la mentira, aunque sea de las llamadas "mentiras piadosas" o que tienen una buena intención por debajo latente.

Que "las mentiras tienen patas cortas", como dice el viejo refrán, la mayoría de las veces se confirma. Hoy en día, gracias a los estudios que se están realizando, el mentiroso a parte de deber contar con muy buena memoria, debe dominar muchas otras técnicas que lo pueden delatar.

Cuanto más ocasionalmente miente una persona, probablemente más se le note cuando está mintiendo, a través de pequeños detalles. A los "mentirosos", con todas las letras, aquellos que siempre mienten, los profesionales de la mentira; los que conviven con ella, cuesta algo más descubrirlos, podríamos decir que son más "caraduras", ya que se han acostumbrado a mentir.

La exitosa serie de TV Lie to me puso en el centro de escena la cuestión de identificar al mentiroso. En la misma, un psicólogo con experiencia en lenguaje corporal, devela las verdaderas intenciones y sentimientos de criminales y detenidos. Es a partir de esta serie televisiva, que se desató un gran auge por comprender cómo es que pequeños detalles  delatan las verdaderas emociones.

En la serial Lie to me, el actor Tim Roth interpretando a Cal Lightman, nos muestra de una forma un tanto simplificada, en qué se basan estas técnicas de detección de la mentira. El mismo Dr. Paul Ekman, quien es considerado una autoridad en el tema de las microexpresiones y que a su vez es asesor científico y técnico de Lie to me, manifiesta que en esta serie,  al ser un drama y no un documental, no existe tanta cautela y rigor científico al interpretar el comportamiento como correspondería. En la serial, lo que se busca es un rating elevado, y en ella las mentiras son descubiertas bastante más rápido y con mayor certeza que en la vida real. Lo que sí puede decirse, es que las técnicas expuestas en el programa televisivo, sí están basadas en evidencias científicas; y que en él buscan exponerse los conflictos psicológicos y éticos implicados en la detección de las mentiras. El objetivo de Lie to me no es mostrar exactitudes científicas, sino de crear guiones atractivos para tener una gran teleaudiencia.

A continuación de enumeran una serie de "señales" que pueden ser indicadores de una mentira. Pero es bueno que sepamos que no hay ningún signo del engaño en sí; ningún ademán o gesto, expresión facial o torsión muscular que por sí misma signifique con certeza,  seguridad plena y absoluta de que una persona está mintiendo. Sólo pueden haber más o menos fuertes indicios de que ciertas emociones no se corresponden con el verso de lo que se dice. El  "caza mentiras" debe lograr ver como se condice lo que se habla con aquellos detalles que revelan nuestros sentimientos y emociones.

Detectar mentirosos no es sencillo; ya que es mucha información que hay que saber percibir en cuestión de segundos: por ejemplo expresiones faciales, movimientos musculares de la cara concretamente, tonos de voz, pausas en el hablar, mirada, dilatación de pupilas, ademanes, movimientos de la cabeza, posturas, sudoración, rubor. Toda esta información a menudo llega al mismo tiempo, simultáneamente; siendo un gran desafío para el cazador de mentiras.

También debemos saber que no toda la gran cantidad de información que recibimos en cuestión de segundos es confiable.Por ejemplo un gesto que parezca una sonrisa puede traslucir mucho más que alegría. Ponernos una máscara es la mejor forma de ocultar una emoción y la mejor máscara es una emoción falsa que desconcierta y actúa como camuflaje. La máscara más utlizada es la sonrisa. Primeramente debemos saber que las personas también sonríen cuando se sienten desdichadas, temerosas o cuando se burlan.

Lo más llamativo es que por lo general las personas prestan mayor atención a las fuentes de información menos fidedignas, por ejemplo las palabras y expresiones faciales, y por ende se ven más fácilmente desorientadas, puediendo llegar así a conclusiones falsas.

Es común que se preste más atención a la expresión del rostro debido a que la cara es el símbolo de una persona; es nuestra principal señal personal. El rostro, junto con la voz, son la base primordial del despliegue de emociones.

Es común que el mentiroso controle más sus palabras y su expresión facial que el tono de su voz y el resto del cuerpo; ya que son los factores a los que mayor atención prestan los demás.  

Por supuesto que lo más sencillo de falsear son las palabras porque son lo que primero y más ensayan los mentirosos a la hora de mentir. 

El rostro brinda más indicios sobre el engaño que las palabras; y esto se debe a que está directamente conectado con la zona del cerebro vinculada con las emociones. Cuando sentimos una emoción, un sentimiento, existen músculos del rostro que se mueven involuntariamente; y sólo con una decisión concreta y practicada es que una persona puede ocultar tales expresiones.

El cuerpo, sus movimientos, sus posturas; también hablan mucho de la mentira. A diferencia de lo que sucede con el rostro, la mayoría de los movimientos del cuerpo no están conectados en forma directa con las regiones del cerebro vinculadas a las emociones. El cuerpo delata porque no se le da importancia, ya que los esfuerzos del mentiroso se centran por lo general en las palabras y en intentar fingir u ocultar emociones.

ALGUNOS INDICIOS A TENER EN CUENTA QUE AYUDAN A DETECTAR AL MENTIROSO

* Su pupila se dilata, se contrae o se agranda. Al observarlo, si se ve algo extraño en sus pulilas, puede estar escondiendo algo

* Si esquiva la mirada o evita hacer contacto directo Suele funcionar en aquellos mentirosos ocasionales, ya que los mentorisos crónicos no tienen inconveniente de mirar a los ojos a quién mienten.

* Fijarse en la mirada, si mira hacia arriba y a su derecha  probablemente tiende a imaginar o crear una nueva respuesta. Cuando alguien dice la verdad por lo general mira hacia arriba y a su izquierda, tratando de recordar información ocurrida en el pasado, 

* Se toca la nariz. Ya sea que se la rasque o se de un pequeño toque, puede ser un indicador de que hay algo detrás de sus intenciones

* Se pasa la mano por el cabello. El tocarse la cabellera en forma compulsiva, es un síntoma de estar nervioso

* Mueve el cuerpo de un lado a otro, pareciendo que dijera "no" con el mismo. Cuando alguien no se siente a gusto o cómodo con una situación o con lo que está diciendo el  caminar compulsivamente de un sitio a otro, probablemente sea una señal de que no está siendo 100% honesto.

* La duración de los gestos y emociones son anormales. La expresión de una emoción se da de forma tardía, dura más de lo natural y se detiene súbitamente. Por ejemplo, si una persona se ríe de un chiste que alguien contó y su risa se corta súbitamente, probablemente no le haya causado demasiada gracia.

* Sus gestos y sus expresiones no concuerdan. Si alguien te dice que te ama pero está mostrando cara de indiferencia, evidentemente lo que dice no coincide con lo que realmente está sintiendo.

* Las diferentes emociones, tales como felicidad, sorpresa, ira; sólo se expresan a través de su boca, en vez de en la cara en su totalidad. Por ejemplo, cuando alguien sonríe con naturalidad, todo el rostro, todos los músculos de la cara lo están diciendo. Incluirá movimientos de mandíbulas, mejillas y ojos.

* Adoptan posturas del cuerpo diferentes. Comunmente, la mayoría de las personas, salvo que estén acostumbradas a mentir, adoptan posturas corporales diferentes a las habituales cuado están mintiendo.

* Prefieren ocultar las manos al hablar y suelen guardarlas en los bolsillos o detrás de la espalda. El lenguaje corporal de las manos están íntimamente ligado al corazón. Las manos y los brazos representan las emociones del corazón. Un mentiroso ocultará inconscientemente sus manos y las mantendrá quietas, guardándolas o escondiéndolas.

* Posiblemente, quien miente, sin darse cuenta, ponga objetos entre él y la persona  a la que está mientiendo.

* Postura física rígida. Probablemente mantenga al decir la mentira una postura física rígida, tensa. No se moverá demasiado.

* Tratará de cambiar de tema súbitamente. Y si lo logra, de repente, se mostrará más relajado y tranquilo, volviendo la espontaneidad y naturalidad que lo caracteriza.

* Prestar atención a la forma de hablar. En este caso no a lo qué dice concretamente, sino a cómo lo dice. Existe una tendencia a utilizar las palabras del que es víctima de la mentira para contestar a sus preguntas. Por ejemplo, a la pregunta ¿salistes el sábado de noche?, alguien que está mintiendo responderá "no, no salí el sábado de noche".

* Hablar más de lo normal para esa persona. También, quien tiene sentimiento de culpa, suele hablar más de lo habitual, ya que ante los silencios y las pausas siente una gran incomodidad.

* Suelen hacer grandes pausas y respuestas cortas

* Suelen aparecer titubeos al hablar. Que son producto de los nervios.

* Suelen dar respuestas evasivas.

* Para dar mayor credibilidad, en ocasiones en sus argumentos suelen aparecer expresiones tales como "de verdad", "sinceramente"

* Hablar de forma monótona. Usualmente, si alguien cuenta un acontecimiento verdadero, suele poner más emoción, enfatizar más las palabras. Pero alguien que está mientiendo, le dará la misma emoción e importancia a todo el relato.

* Se ponen a la defensiva y no cooperan a la hora de dar explicaciones y mayores detalles de los hechos para demostrar lo qu están diciendo. Se comportan de forma menos amigables al mentir.

* Tienden a contradecirse  y a cometer errores al recordar detalles. Es probable que cometan errores, que se contradigan ante el mismo relato. Es por ello que una técnica infalible es preguntar varias veces de diferente forma sobre los mismo y prestar atención a los detalles de la respuesta.

Si deseamos que reconozca una verdad, lo mejor es afirmar y no preguntar, mostrando una actitud relajada, haciéndole sentir que su confirmación no va a provocar un impacto terrible.

Al pie del artículo, se aprecia, a través de las fotografías, cómo la sonrisa puede delatar diferentes emociones.

La primera fotografía muestra la sonrisa sincera, la segunda la sonrisa burlona, la tercera la sonrisa falsa, la cuarta la sonrisa triste y la última la sonrisa temerosa.

CÓMO DETECTAR AL MENTIROSO - A LA MENTIRA

 

Sincera

Burlona

con falsedad

Con tristeza

Temerosa

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: