Imagen personas mayores

El diagnóstico precoz es clave, pero alcanza su mayor importancia cuando hablamos de Alzheimer, una enfermedad que, en España, afecta a más de 600.000 personas mayores de 65 años.

A pesar de que en la actualidad existen fármacos eficaces, capaces de frenar el avance de la enfermedad de Alzheimer, recientes investigaciones han puesto de manifiesto que, si se administraran en la fase incipiente, cuando todavía no se han manifestado los primeros síntomas de la enfermedad, se conseguirían mejores resultados yuna mayor calidad de vida. Porque existen sospechas de que, una década antes de que aparezcan los síntomas de Alzheimer, ya se han producido cambios en el cerebro. Y este es el reto: Llegar a un diagnóstico precoz buscando información sobre qué ocurre durante las primeras etapas de la enfermedad , cuando el Alzehimer se encuentra todavía en la llamada “fase silenciosa”.

Pero, mientras se investiga y se producen avances, gracias a los programas que llevan a cabo fundaciones como la del que fue alcalde de Barcelona, y padece actualmente Alzheimer, Pascual Maragall (www.fundacionpascualmaragall.org), la mejor herramienta de la que disponemos en la actualidad, es la información sobre los primeros síntomas de la enfermedad, que muchas veces pasan desapercibidos, porque los solemos atribuir únicamente a la edad avanzada de los pacientes.

Si bien los trastornos de memoria suelen ser el síntoma más conocido, y el que despierta las primeras sospechas sobre la enfermedad de Alzheimer, existen otros signos de alarma que debemos tener en cuenta:

- Pérdidas de memoria, olvidos frecuentes, despistes.

- Cambios bruscos de comportamiento.

- Dificultad para realizar las tareas cotidianas.

- Desorientación, pérdida de la noción del tiempo y del espacio.

- Apatía, ligera depresión.

- Incapacidad para dar opiniones o emitir juicios.

- Dificultad para nombrar objetos cotidianos por su nombre, debido al empobrecimiento del lenguaje.

En la actualidad, contamos con una amplia información sobre la enfermedad de Alzheimer, pero, en algunos casos, dudamos, y nos cuesta decidir si los síntomas tienen la importancia suficiente como para requerir una consulta con el médico. En Internet contamos con valiosa información sobre la enfermedad de Alzheimer, asociaciones de apoyo a los familiares, como Ceafa, Confederacion Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (www.ceafa.es), atención a los cuidadores www.sercuidador.es)...

En la web “problemasmemoria.com” podemos encontrar valiosa información, orientación y herramientas, que nos ayudarán en caso de sospechar un caso de enfermedad de Alzheimer de algún familiar cercano mayor de 65 años.

“Problemasmemoria.com” ofrece una serie de pruebas y cuestionarios para aplicar al familiar que padece problemas de memoria que nos pueden ayudar a resolver nuestras dudas a la hora de decidir si es conveniente que sea evaluado por un médico. En ningún caso suponen un diagnóstico, pero nos pueden orientar sobre la importancia de los síntomas.

Las noticias sobre el Alzheimer son esperanzadoras, y las investigaciones siguen adelante. Pero, en la actualidad, un diagnóstico precoz que permita tratar la enfermedad en su etapa inicial es la única herramienta eficaz de la que disponemos para luchar contra el Alzheimer.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: