Desventajas de ser suspicaz.

SUSPICACIA es la inclinación hacia el recelo o la sospecha, por tanto los individuos suspicaces son aquellos que siempre ven la maldad o mala intención en el resto de la humanidad. En el otro extremo se encuentran los ingenuos o confiados que ven la bondad en todos los seres humanos, confiando tanto que casi siempre son timados o abusados por el resto. Dicho así es bueno ser suspicaz, pero todos los extremos son malos, y las personas con esta característica, a pesar de que pocas veces son tomados por sorpresa en las malas acciones ajenas y en pocos casos son víctimas de estafas, robos o engaños, sufren previendo problemas de antemano que muchas veces ni ocurren y viendo intenciones del prójimo que a veces es mejor ignorar.

En psicología esta es una característica relevante del trastorno paranoide de la personalidad y de otras enfermedades más graves. Si bien es cierto que la confianza extrema acarrea muchos problemas, la desconfianza también los trae. La suspicacia viene acompañada de aislamiento y soledad, los amigos y familiares se alejan de tanta negatividad y mala vibra y la persona suspicaz va quedándose en su propio mundo seguro y alejado de todos los que puedan dañarlo de alguna manera.

Partiendo de la idea que todos somos imperfectos, con muchísimos más defectos que virtudes pues somos humanos, no podemos estar buscando las malas intenciones ocultas de los demás de forma constante. Ya es suficiente con las malas intenciones evidentes, envidias y malas acciones expresadas por el prójimo abiertamente. Una dosis de ingenuidad y confianza en los demás nos hace la vida más agradable, piense que la felicidad más completa es la de los niños que están llenos de confianza y seguridad en sus mayores. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: