El desencuentro recreo el recuento de 2 corazones.

El destinatario de la carta escrita tiene la tinta prescrita en mi piel.

La casualidad creó en el reloj un paraíso paradisiaco en nuestro destino.

El ritmo de la música creó una melodía sin fianzas ni retenciones de el camino hacia atrás.

Ni frenos ni embrague de mi cuerpo entrelazado al tuyo.

No se si llego tarde. Yo tenía que aparecer aunque me deje la capa en mi casa medio cosida en el armario donde escondo mis miedos y penumbras calculando las madrugadas de luna llena.

Destino divino porque la sensación es divina, destino de estar aquél día, destino que me cruzó el angel de mis sueños. Mi vida.

Destino ,ese que tanto deseaba alborotando mis pelos y miedos.

Jugar con tu pelo, tener secretos contigo mientras que te susurro al oido diciendote con sonido cálido y de primavera que eres la dueña de mis pensamientos.

Gran destino que me cruzo contigo siendo el enigma que provoca un éxtasis.

Solamente estamos tú y yo, guiarnos con el corazón, formando un cuerpo lleno de pasión bajo esta noche de luna llena mientras te digo que eres la mas bella.

Dame la mano y perdámonos, piérdete en mi vera, piérdete en el firmamento por nuestro amor.

Te digo te quiero y por eso siempre te reclamare más que el cielo…

Mi alma dicta sentencia.

Guerras en la cama y treguas por la mañana aunque tu y yo en el alba asaltamos los cielos, asaltamos a los miedos e incertidumbres.

Guerras de caricias, de sudor y de saliva con besos y tatuajes en los labios. Guerra de versos y actuaciones de amor sin provocaciones ni luchas en el balcón.

Guerras y más guerras pero sin pistolas por favor.

Utilicemos el arma junto a la calma de amar sin faldas o con faldas pero con un corazón encendido de buenos sentimientos en plena ola de calor de verano o lleno de abrazos en invierno.

Guerras y más guerras pero sin miedo porfavor. Guerras de contraataques y trincheras en las caderas de los cuerpos.

Guerras y más guerras disparando el amor, el amar, la pasión, el deseo y el alma. Explotemos los complejos y destruyamos las amargas condenas de noches en vela. Consumamos una vela de locura, volvámonos locos de locura, locos de vivir que solo vivimos una vez.

Pelemos pero en la cama, discutamos pero a besos, escalemos telarañas pero con las manos, acariciemonos con la yema de los dedos y sobretodo despeinemonos sin chalecos antibalas y solo quedara la piel de nuestra alma entregada…

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: