Feliz día mama, en este día muchas felicidades, poema por el día de la madre.

 

Después de Dios,

el más puro amor

el de una Madre

irrestricta su resignación

para dar con abnegación

ha, este mundo de los hijos

su entrega infinita de amor.

 

Madre mía...

rosa de rosas, entre las madres

entre el jazmín de los hijos

no hay fragancia que os, te pague

por el valor incalculable

que llevas en tu corazón

la dicha y felicidad de ser Madre.

 

Después de Dios,

es ella, incomparable

su esplendor de bondad,

brilla en mi camino

como una flor de luz

que guía mis pasos

eres mi guía, Madre mía.

 

Madre mía...

clemencia con clemencia

me criastes en el sosiego de tu soledad

sigilosa como felina diestra

impalpable en tu caminar

con tu destreza serena

para cuidarme día a día.

 

Después de Dios,

es ella, sencilla

basta un simple gesto

para ella, ya es consuelo

y ya, siente estar agradecida

ho, que grandiosa es ella

mi Madre mía.

 

Madre mía...

siempre presurosa por dar

llena de gozo por servir

con anhelo de tener siempre al lado

a su hijo amado

ansiosa, deseosa siempre

por saber del hijo que se fué.

 

Es el amor de Madre

único e incomparable.

 

Después de Dios,

el mas puro amor,

el de una Madre

amor, que solo ella sabe dar

ha, este mundo de los hijos

es ella, adorable su ternura

adorable mi Madre mía.

 

Madrecita mía

ni 1000 besos

ni 1000 palabras

ha decir, te amo

te quiero, Madre

es tu amor, el mensaje

más puro del amor.

 

Despues de Dios,

siempre inigualable

porque nunca espera pago alguno

para seguir siendo buena

porque después de Dios

es ella, mi Bendita Madre

el amor más puro del mundo.

 

Oscar Annelo Oscanova Cruz.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: