Hace un tiempo escuché que el uso de DESODORANTES ANTITRANSPIRANTES no es bueno para nuestra salud. Decidí investigar y recogí toda la información que pude y que estaba purulando por la red. La mayoría de las opiniones son negativas hacia los desodorantes antitranspirantes. Por lo visto tienen un ingrediente dañino, el aluminio. Este compuesto crea una película en nuestra piel que evita que el sudor salga fuera de nuestro cuerpo por los poros. Lógicamente el fin de los desodorantes antitranspirantes es ese y el alumbre hace que cumpla su función, pero hay que hacerse una pregunta:

¿qué pasa con el sudor que no sale al exterior?

Obviamente se queda dentro de nuestro cuerpo, el sudor son toxinas, por tanto estamos acumulando sustancias dañinas para nuestra salud. Estas toxinas pueden acabar causando cáncer de mama.

Después de recoger toda esta información me pregunté si había alguna alternativa a los desodorantes que contienen aluminio, ya que miré los ingredientes de varios desodorantes, de diferentes tipos, en venta y todos, TODOS TENÍAN ALUMINIO.

Comencé a investigar, a ver videos en internet y básicamente tenemos dos alternativas:

1. Comprar desodorantes que no contengan aluminio. Son díficiles de encontrar pero existen varias marcas que los fabrican. Aquí dejo alguno de esos desodorantes por si alguien decide probar y decantarse por comprarlo.

        -Stick Sanex Dermo Protector.

        -Tulipán negro.

        -Deo Pur Natural Protect (Biotherm).

        -Desodorantes Bálsamo Deo Roll-On (SebaMed).

        -Desodorantes sin aluminio en stick o rool-on (Vichy).

        -Desodorantes fisiólogico 24h (La Roche Posay).

        -Desodorantes Keops roll-on protección 24h. Sudoración moderada (ROC).

        -Desodorantes corporal en espuma de baño micronizada ph 5,5 (Deoxan).

        -Desodorantes Deodry (The Body shop).

        -Weleda tiene tres desodorantes en spray.

Siempre debemos fijarnos en los ingredientes que contiene los desodorantes ya que hay algunos que pone que no tienen aluminio pero es falso, sí lo tienen.

 

2. Fabricar nuestros propios desodorantes.

Yo personalmente probé a crear mis desodorantes. El primero que probé estaba hecho de agua y bicarbonato simplemente. Se presenta en roll-on o en spray. La verdad que eliminaba muy bien el mal olor ya que el bicarbonato no permite la proliferación de bacterias. Los tres primeros días apróximadamente me salieron unos pequeños granitos rojos en las axilas. Leí que eso pasa al principio, que se producen por las toxinas acumuladas que se están expulsando. Pues bien, yo no sé si será cierto que son las toxinas acumuladas por el uso de desodorantes antitransppirantes. Lo que sí sé es que, como bien explicaban, a los tres o cuatro días desaparecieron y no volvieron a aparecer los granitos. Dejé de usarlo para probar otro tipo de desodorantes.

El segundo que probé estaba hecho de aceite de almendras, bicarbonato y aceite esencial de té. Este se presenta en forma de pasta y se aplica con los dedos en las axilas. Este desodorante funcionaba muy bien también pero tenía un fallo. La pasta no era absorbida bien por la piel y la ropa quedaba con restos del desodorante la mayoría de los días. Por todo lo dicho dejé de utilizarlo también.

El tercero y actual que probé es uno comprado que no contiene aluminio y está creado biológicamente. Actualmente estoy muy contenta con él aunque seguiré probando de otras marcas por si encuentro alguno mejor.

He de decir que los desodorantes, sin aluminio, comprados son un poco más caros que los normales, pero os aseguro que merecen la pena.

*Existe la piedra de alumbre que se utiliza como desodorante natural, pero al igual que los demás desodorantes, siempre hay que mirar los ingredientes para asegurarse de que no contiene aluminio. Algunas piedras de alumbre están compuestas por el ingrediente ya mencionado, tan dañino para nosotros.

Os animo a cambiar los desodorantes antitranspirantes por los desodorantes sin aluminio.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: