Desmontar cerraduras en las puertas de madera, sobre todo, permite comprobar su mecanismo y en caso de que funcione mal, repararlo, limpiarlo o engrasarlo para mejorar su rendimiento.

A veces no es necesario desmontar toda la cerradura

No es necesario desmontar la cerradura en caso de que sus mecanismos estén duros o agarrotados porque se corre el riesgo de estropearla: en la mayoría de los casos bastará con engrasarlas. A la hora de sustituir la cerradura conviene desmontar previamente la pieza existente y llevarla a la tienda como muestra, ya que no todas las cerraduras tienen el mismo sistema ni todas las manillas se pueden intercambiar.

En ocasiones, no es necesario cambiar todo el mecanismo de la cerradura basta con sustituir el cilindro con la llave. Este caso es válido cuando lo que se pretende es cambiar sólo el juego de llaves. De igual forma hay que llevar el cilindro a la tienda para comprobar la idoneidad del modelo.

Materiales y herramientas necesarias para desmontar la cerradura

1. Grafito en polvo

2. Cerradura embutida

3. Destornillador y tornillos

4. Llaves Allen

5. Lubricante en spray

Paso a paso de cómo desmontar la cerradura

1. Quitar el tornillo o la rosca Allen, que se encuentra habitualmente en uno de los lados de la manilla, con un destornillador o una llave Allen.

2. Retirar también los tornillos del embellecedor de la manilla y de la placa metálica protectora del pestillo, que se encuentra en el lateral de la puerta.

3. Extraer los tornillos que sujetan la cerradura al marco de la puerta y, con ayuda de un destornillador, hacer palanca para sacar la cerradura.

4. Si se desea engrasar o reparar la cerradura, se desmontará quitando los tornillos laterales que permiten acceder a su mecanismo interno.

5. Comprobar el mecanismo: el muelle debe estar en buen estado y las piezas limpias y engrasadas.

6. Si el muelle o alguna pieza están rotos, se deberá sustituir la cerradura por otra de las mismas características.

Un consejo: pintar la llave con una mina de lápiz antes de introducirla en la cerradura mejora el rendimiento del cerrojo.

Es importante consultar los diferentes tipos de cerraduras que hay en el mercado, sobre todo cuando se requiere diferentes grados de seguridad en las puertas en el hogar. Desmontar cerraduras es un trabajo de bricolaje relativamente fácil de llevar a cabo y no es necesario herramientas excesivamente sofisticadas.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: