Los desinfectantes nos atacan

Los DESINFECTANTES son agentes químicos, no aplicables por su toxicidad a los tejidos vivos, que destruyen parcial o totalmente los microorganismos existentes en los objetos inanimados. Algunos de ellos, en concentraciones elevadas y durante periodos de tiempo prolongados, poseen actividad esporicida.

El uso mayoritario de este tipo de sustancias es para la desinfección de instrumentos y superficies en los lugares de trabajo.

Los desinfectantes más utilizados en el entorno sanitario son:

-FORMALDEHIDO (formol). Se utiliza en disolución como conservante tisular. Es irritante para ojos nariz y tracto respiratorio. Las soluciones de uso son tóxicas sobre la piel y pueden causar dermatitis y reacciones de hipersensibilidad en contactos repetidos. Es corrosivo y sospechosos de ser carcinógeno.

-GLUTARALDEHIDO. Se utiliza en dilución para la desinfección de alto nivel, la esterilización en frio, la fijación de tejidos y como reactivo de revelado. También se encuentra en líquidos de revelado de radiografías. Los vapores pueden causar sensibilizaciones por contacto o por inhalación en el personal que lo manipula.

-Alcoholes. Se utilizan como desifectantes de la piel, preparación quirúrgica de los enfermos, limpieza de superficies, etc. Generalmente son irritantes y resecan la piel. Dado que son inflamables han de almacenarse según la normativa correspondiente.

Medidas de prevención:

Para la utilización de estos productos desinfectantes es necesario conocer los riesgos ligados a su uso y los consejos de prudencia que han de estar indicados en la etiqueta y en la ficha de datos de seguridad.

-Seleccionar los desinfectantes más adecuados basándose en su efectividad.

-Disponer de un sistema general de ventilación forzada general y de extracción localizada de los vapores.

-Evitar, minimizar y controlar la exposición ambiental. Realizar controles ambientales periódicos en caso necesario.

-Formar e informar a los profesionales sobre los riesgos y la manipulación de este tipo de productos.

-Vigilancia periódica de la salud mediante los protocolos establecidos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: