¿Quien de nosotros no ha tenido una desilusión?.

La desilusión en sí es un sentimiento muy profundo que nos viene cuando hemos esperado algo con la esperanza y seguridad de recibirlo y luego sentir que no lo hemos recibido.

Hay diferentes clases de desilusiones y cada una nos afecta aunque sea de distinto grado; es sabido que no es igual una desilusión de amistad que una de amor, porque es para nosotros más importante, pero nos duele también.

En la amistad podemos esperar que siempre nos llevemos bien con esa persona, la cual creemos nuestra amigo; y que no se enfade; (enfríe esa relación que tenemos,  se puede decir tonterias o males entendidos, pero cuando nos pasa nos sentimos dolidos, mal con lo que nos ha pasado). Y pensamos, ya se le pasará o se le quitará, pero cuando vemos que no es así, también pensamos,  bueno, no valoraría lo bastante la amistad que teníamos o pasará de conservarla y de seguir siendo nuestro amigo. Así que lo dejamos marchar y que siga su vida.

Cuando es amor es distinto, nos causa bastante más trizteza y nos duele mucho más, incluso nos causa depresión en mayor o menor medida, porque nuestras esperanzas se ven frustradas.

Pero como dice el refrán !no hay mal que por bien no venga! ya que a veces las cosas pasan porque tienen que pasar y nos viene mejor  porque podremos encontrar una amistad nueva o amor que nos aprecie de verdad y no nos desilusione.

Así que ánimos y no recordemos ni miremos atrás, hacia el pasado, sino adelante.

El futuro seguro que nos trae algo mejor porque nos lo merecemos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: