El Desierto del Sáhara Por supuesto ya no es el gran desconocido como sucedía en tiempo de los cartagineses, griegos y romanos que tenían ya vagos conocimientos geográficos del gran paisaje desértico.

La conquista de todo el norte de África por los árabes durante la Edad Media y la hostilidad que por más de un milenio reinó entre mahometanos y cristianos imposibilitó los viajes de los europeos, pero eso por fin a cambiado para bien de todo aquel que quiere visitar estas tierras míticas llenas de encantos especiales. Ahora tenemos la oportunidad de conocerlo en forma de vacaciones gracias a los viajes concertados que podrás encontrar en tiendas online, pudiendo comparar precios y necesidad a cualquiera que lo desee.

 

 

Este desierto comparte frontera con casi todos los países del norte de África, donde predomina la cultura árabe, países cada vez más solicitados para el turismo que no solo se conforma con playa y noches frenéticas. Las dunas comienzan muy cerca del Alto Atlas y se extienden hasta zonas tropicales más al sur.

En las faldas del Atlas Marroquí, Alto Atlas. sólo hay vegetación unos metros más allá del curso de los pobres ríos. Sin embargo, ésta tiene un verdor intenso que contrasta con la arena circundante.

Abundan las palmeras de dátiles exquisitos con los que elaboran distintos productos o simplemente comidos tal cual. En ocasiones los oasis están canalizados, para garantizar el riego en las zonas de siembra. Muchas veces el agua no proviene de ríos, sino de acuíferos subterráneos a los que se accede mediante un pozo ya que están perfectamente señalados.

El desierto del Sáhara es el desierto cálido más grande del mundo, con unos 9.065.000 km² de superficie.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: