El deseo

El hombre y la mujer experimentan de diferente modo. Esta diferencia es ampliable también a las consecuencias que para cada uno tiene la falta de deseo. 

En cualquier conversación que se tenga sobre el deseo lo más normal es que cada persona exponga su propia experiencia. Así queda demostrado que el deseo se experimenta de diferente forma tanto por el hombre como por la mujer.

Es normal que el deseo aparezca en una primera fase a la que le sigue la excitación. Para llegar a tener una relación las dos personas tienen que desearlo aunque lo hagan de diferente modo.

Con la relación amorosa afloran todas las emociones

Cuando surge una relación amorosa lo primero que aparece es el deseo. Esto hace que las personas se deseen a todas las horas del día sin importarles las circunstancias. Lo que hace que en esa primera fase inicial el número de relaciones que tienen sea muy elevado por la necesidad que sienten de pasar el mayor tiempo posible juntos. 

También durante esta primera etapa, los dos integrantes de la pareja se sienten deseables tanto físicamente como através de los sentidos. Así mediante el olfato, el gusto y la vista consiguen que todo lo que tiene que ver con el otro les produzca deseo y excitación.

Diferentes formas de sentir el deseo por parte del hombre y de la mujer

Una vez  que se ha alcanzado la estabilidad en la relación la forma en la que cada integrante de la pareja experimenta el deseo es diferente.

En el caso de la mujer, el deseo o las ganas de mantener una relación con su pareja tiene un componente de carácter emocional más que de carácter físico. La mujer lo que pretende es intimar con su pareja.

Mientras que en el hombre, ese deseo también cambia según avanza la relación pero se sigue manteniendo el componente fisiológico.

De este modo cualquier factor que interfiera en la relación de pareja o un aspecto que resulte estresante en su vida, hace que el deseo que siente la mujer disminuya considerablemente. 

Sin embargo  en el caso del hombre, los aspectos por los que disminuye el  deseo guardan relación con el estrés en el trabajo o con que tenga algún problema con la pareja. 

Cuando el hombre y la mujer sienten poco deseo

Si es la mujer la que siente poco deseo, el hombre suele adaptarse a la situación y trata de conseguir una relación, pero ella lo rechaza en la mayoría de los casos. 

El hombre se ha acostumbrado a esto. Ya que la mujer ejerce su derecho a decir que no. Pero si es el hombre el que tiene menos deseo, la mujer se siente responsable de que se produzca esa situación. 

Y es que el hombre también se siente influenciado por aspectos externos que consiguen que merme su deseo. 

Sin embargo, la mujer piensa que ha perdido su atractivo físico, o que su pareja tiene otra relación. Para solucionarlo lo mejor es hablarlo, ya que de lo contrario la mujer caerá constantemente en pensamientos negativos.

 

El deseo entre el hombre y la mujer

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: