La American Chemical Society reportó en linea, el proceso que investigadores en Nevada-Reno, llevan adelante para extraer el aceite de los desechos de café usado y convertirlo en biocombustible; una fuente de energía para accionar vehículos automotores; barata, abundante, y respetuosa del medio ambiente. Los desechos sobrantes de la producción del café expreso o cappucino a menudo terminan en la basura o como acondicionadores de suelos.

El combustible resultante tiene mayores ventajas sobre otros aceites tradicionales usados como biocombustible: es más estable debido al alto contenido de antioxidantes del café. Los desechos sólidos extraidos después de la conversión pueden ser procesados como etanol o ser usados como compost.

Los investigadores estiman que los desechos de café usado pueden potencialmente añadir 340 millones de galones de biodiesel a los suplidores de combustible de todo el mundo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: