fotografía

 En los comienzos del Cristianismo que fue cuando anacronetas o eremitas tomaban la decisión de apartarse del mundanal ruído y dedicarse a la oración y a la vida contemplativa en soledad con la única compañía de la naturaleza. Estos lugares de retiro y meditación fueron el germen de los monasterios que más tarde se fueron fundando por la geografía española.

fotografía

Eremiterios excavados en rocas o espacios naturales en forma de cueva sirvieron como refugio y abrigo a los devotos cristianos. Rincones naturales que ofrecía la naturaleza propiciaron el fenómeno troglodita que se repitió en varios puntos del país. En el año 711 d. C. comenzó la invasión de los musulmanes en la península que entraron  por el sur y solamente se libró la cornisa cantábrica,  muchos cristianos huyendo del invasor escaparon de distintos lugares y se refugiaron en los pueblos cántabros.

fotografía

Allí quisieron levantar Iglesias pero la mayoría fueron rupestres ya que no disponían de materiales para realizar construcciones grandes y algunas cuevas fueron preparadas y acondicionadas para la liturgia. Muchos de estos Iglesias aún se conservan en buen estado  y son bastante numerosas lo que ha dado lugar a la Ruta de las Ermitas Rupestres de Cantabria un recorrido que transporta al visitante a un tiempo que permanece detenido en el interior de estos primitivos santuarios.

fotografía

fotografía

Tras el avance de la Guerra de la Reconquista y el triunfo del cristianismo en toda la península se fueron construyendo nuevas Iglesias, algunas de ellas sobre restos de construcciones musulmanas. Las ermitas rupestre con el tiempo se fueron abandonando pero algunas han sido rehabilitadas y han quedado como testigos de un tiempo de fe y perseverancia de unos pueblos que fueon fieles a sus creencias. Después de más de mil años aún se celebran misas en algunas de ellas por lo que constituyen un interesante reclamo turístico para Cantabria.

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: