"Desconcertante caso del “fantasma de Enfield”

El desconcertante caso del “fantasma de Enfield”, el fenómeno paranormal mejor documentado de Reino Unido

284 Green Street, Enfield, en el norte de Londres es el sitio de actividad de un poltergeist mejor documentado de Reino Unido.vPoltergeist viene del alemán poltern, hacer ruido, y geist, fantasma.

Durante 18 meses, comenzando en el verano de 1977, Peggy Hodgson, sus hijas y más de 30 testigos presenciales (incluidos vecinos, investigadores psíquicos y periodistas) vieron y oyeron muebles en movimiento, objetos volando, ruidos inexplicables y levitación. La actividad se centró en las hijas Janet y Margaret Hodgson, con Janet de 11 años actuando como conducto de una voz misteriosa y áspera. La BBC reunió a tres de los testigos de primera mano del evento conocido como el "poltergeist de Enfield".

La periodista Roz Morris, quien grabó al fantasma para la BBC; Graham Morris, quien tomó fotos de las niñas levitando, y el abogado Richard Grosse, quien interrogó al "fantasma", reunidos 40 años después de los eventos. La madre

En la noche del 31 de agosto de 1977, Peggy Hodgson entró en la habitación de sus hijos y vio como un tocador se movía por la habitación. El extraño evento fue acompañado por repetidos ruidos de golpes, por lo que Hodgson mandó a buscar a su vecino.

fantasma

El policía

La policía Carolyn Heeps fue la primera en llegar a la escena y describió haber visto una silla deslizarse por la habitación: "Se levantó del piso, tal vez media pulgada (1,5 cms.), Estaba claro que los extraños sucesos ocurrían cuando los niños estaban allí.

A mí me golpeó un ladrillo de Lego (el juego) en mi ojo derecho".

Morris también describe una secuencia de fotos que tomó en el momento en que Janet "levitaba". En la foto, Janet parece haber "subido desde una posición boca abajo, volando por la habitación y está en el aire".

El investigador psíquico

Maurice Grosse, de la Sociedad para la investigación psíquica, fue el examinador que dirigió la investigación. La reportera de radio de la BBC

Rosalind Morris cubrió la historia en ese momento para BBC Radio.

Junto con Maurice Grosse hizo una vigilia nocturna mientras la familia estaba dormida: "Después de que las niñas se fueron a la cama, se produjo un estrepitoso ruido arriba en su habitación". Morris subió las escaleras y parecía que algo había movido una silla al otro lado de la habitación, a una distancia de unos 2,7 metros. El abogado

Richard Grosse es el hijo del investigador Maurice Grosse.

Como abogado recién calificado ayudó a su padre a interrogar al poltergeist de Enfield y, como tal, es probablemente el único miembro de la Sociedad de Derecho inglesa que ha interrogado a un fantasma. Grosse recuerda como "todos los días, al desayuno, mi padre tocaba una cinta o dos. Comenzaban con ruidos, golpes". El "fantasma"

Una voz ronca y masculina comenzó a escucharse cuando los niños estaban presentes en la habitación. Parecía emanar detrás de Janet Hodgson, quien dijo que sentía que la voz provenía de la parte posterior de su cuello.

La voz se identificó como un antiguo residente de la casa, Bill Wilkins, que había muerto a la edad de 72 años. Fue interrogado por Richard Grosse, quien le preguntó si recordaba cómo murió. Respondió: "Tuve una hemorragia, y me quedé dormido. Morí en una silla, en la esquina de la planta baja". Cuando le preguntaron por qué Janet no lo podía ver, la voz respondió: "Soy invisible... La historia, de haber muerto en una silla en la esquina en la sala de estar, fue corroborada más tarde por Terry, el hijo del señor Wilkins.

Las hijas

Janet y Margaret Hodgson, las dos hijas en el centro del caso, fueron entrevistadas recientemente sobre sus experiencias hace tantos años. Margaret cuenta que "todos estábamos en un estado terrible, muy asustados y cansados, y empeoró a medida que pasaba el tiempo".

Janet lo resume diciendo: "Fui utilizada y abusada, hubo levitación, hubo voces y luego... Hodgson era madre soltera con cuatro hijos, la periodista Rosalind Morris niega esta posible motivación: "Ella tenía una buena casa, en lo que a ella respectaba, y de hecho se quedó en ella: fue donde murió en 2003".

Hodgson era sincera y sin duda estaba "muy asustada".

El abogado Richard Crosse descarta un motivo financiero: "Nunca ganaron dinero con eso". Graham Morris respalda esto, sosteniendo que el "periodismo de cheques" no existía en ese entonces.

Richard Crosse rechaza las afirmaciones de que Janet Hodgson sufría de Síndrome de Tourette: "Esa voz, una vez que empezaba, hablaba incesantemente durante dos, tres horas". Según Rosalind Morris, "hay una visión espiritual de lo que pasó —que tiene que ver con fantasmas, fuerzas externas— y una teoría de fuerzas interiores —de la psicología junguiana—.

Janet estaba exactamente en esa etapa de su vida".

Solo sé que algo muy raro estaba pasando", señaló Morris, todos estos años más tarde.

Fuente Historia/Redacción/Mundo BBC/

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: