Un día más el deporte nos enseña su cara más amarga. Nos deja Robert Enke, un gran portero, un gran compañero, una gran persona, conmocionando así a todo el aficionado al futbol, en especial, al futbol alemán.

Se dice que Robert sufría depresiones clínicas y él se oponía a internarse. Nunca superó la perdida de su hija de tan solo 2 años.

 Enke pasó por distintos equipos entre ellos dos españoles, el Barcelona y el Tenerife. También estuvo en la liga turca (concretamente en el Fenerbahçe), pero donde de verdad dio lo mejor de sí, fue en el Benfica luso, lo que lo catapultó a ser fichado por el Barcelona y compartir porteria con el argentino Roberto Bonano. No le fueron muy bien las cosas, y estuvo rondando por varios equipos, hasta que volvió a su tierra, concretamente al Hannover 96, donde fue elegido mejor portero de Alemania y en 2008 participó en el subcampeonato de la Eurocopa.

El guardameta deja atrás infinidad de familiares, compañeros y aficionados en general, pero sobretodo deja tocados a dos amigos muy importantes; Michael Ballack, Mertesacher.

La federación alemana suspendió el partido amistoso que tenían que jugar contra Chile y hoy jueves se realizará el funeral en Hannover.

Descansa en paz Robert

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: