En la zona de Granada, el típico desayuno, es café y tostadas con tomate.

En verano, el café se toma con hielo.

Para las tostadas, el tomate, si es en casa, suele cortarse en rodajas finitas.

Primero se tuesta el pan, se le echa un buen chorrito de aceite de oliva uniforme, colocamos las rodajas de tomate y echamos una pizca de sal.

En los bares, se parte el tomate por la mitad, y se ralla. Seguimos los mismos pasos de antes, pero para esparcir el tomate usamos una cucharilla.

Parece simple, pero para mucha gente es desconocido.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: