El día de ayer, 27 de septiembre. En la celebración de Gallito por sus 100 años hubo muchas cosas que no fueron mencionadas.

La actividad para algunos fue un éxito, pero para muchos niños fue un completo desastre. Niños ahogados por el calor, descompuestos, perdidos, etc. La organización no sé si no calculó que iba a haber tantas personas en la actividad. A mí parecer hubiera sido mejor que lo hicieran en diversos parques de la capital o en las cabeceras de los cantones. Era muchísima gente en un espacio muy pequeño.

El día de ayer, yo llegué con mis hijos y mi ahijada a la celebración, en vista de la cantidad de gente que había me los llevé al Teatro Sala Calle 15, ubicado al costado sur de la Plaza de la Democracia, para que ellos pudieran ver con seguridad. Cuando llegó el coordinador de las ambulancias de la Cruz Roja Costarricense, don Jorge Leiva. Él me solicitó que si podían usar el teatro para albergar a varios niños perdidos y así tener un punto clave. Lo comenté con Ana (la dueña del teatro) y estuvo de acuerdo. Al principio me encargué de anotar cada niño que llegaba, incluso utilicé mi celular para llamar a los papás que estaban en la actividad o a sus respectivos hogares.

Fue increíble ver a tantos niños en estado de pánico, algunos cuando llegaron por ellos no se los entregaron, ya que el adulto "responsable" andaba tomado. Hasta hubo una señora mayor en crisis que tuvo que ser atendida en el teatro por haber perdido a su nieto; también llegaron dos invidentes y hasta un joven adulto con problemas de epilepsia. Entre mi pareja y yo atendimos a muchos niños, que estaban con crisis nerviosas.

La Fuerza Pública y la Cruz Roja estuvieron encargadas de levantar actas para cada entrega de los menores. Logramos conseguir que Gallito nos brindara confites a los niños. La Policía Municipal de San José, en un gesto muy amable consiguió almuerzos. Mientras que ocurría todo esto, la actividad prosiguió sin reparo. Varios niños fueron trasladados en ambulancias por los problemas del calor y de la multitud en euforia.

Yo felicito a la empresa Gallito por su celebración, pero la organización nos dejó el día de ayer un saldo aproximado de 60 niños perdidos y albergamos en las instalaciones del teatro. No sé cuántos niños habían en el otro albergue que estaba ubicado en el costado norte de la plaza, más los niños que deambulaban de un lado a otro buscando a sus padres o familiares.

Expreso mi enojo a la pésima organización. Y a la vez mi alegría de haber ayudado a todos los chicos que llegaron al teatro, además doy mi agradecimiento a la Cruz Roja, Fuerza Pública, Policía Municipal y Anita del Teatro de Sala Calle 15 por el apoyo brindado.

Por último, insisto a los padres de familia, que si van a salir con sus hijos a una actividad tan grande como esta, que los niños conozcan bien su número telefónico o el de la casa para que puedan ser bien localizados. Es importante seguir reglas y ser prevenidos. Se despide este servidor, Pablo Debravo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: