EMPECEMOS ESTE CAPÍTULO CON UNA REFLEXIÓN:

Los seres humanos nos preciamos de ser los seres mas desarrollados de la naturaleza. Siendo así, nuestros hijos y en general los niños, deberían recibir el legado de lo que generaciones anteriores han evolucionado. Por eso debemos procurar en ellos el desarrollo de habilidades propias de los humanos, (aunque no siempre exclusivas) entre las que debemos destacar:

Habilidad en el manejo de las manos, la concentración, relación espacial, equilibrio, reflejos ágiles, imaginación, creatividad, sentir curiosidad, ubicación de su función social, su responsabilidad con los demás.

Al desarrollo de estas habilidades están enfocados la mayoría de estos juegos.

Por eso, permitamos que los niños jueguen, canten, corran, salten, sueñen, imaginen, no apaguemos sus posibilidades con frases hirientes como … “eres muy bruto”.. o “nunca lo lograrás”, “me desesperas”, etc. etc.

Mejor, sintámonos orgullosos de tener hijos saludables y si encontramos que en algún momento puede incomodar a otros o a nosotros mismos su excesivo ruido o correteo, aprovechemos para de buena manera, invitarlo a realizar otra actividad y de paso contarle que … por ejemplo… como hay otras personas que necesitan silencio en ese momento, es importante respetarles su derecho al descanso o simplemente buscar el lugar apropiado para seguir realizando la actividad. Hasta en esto podemos enseñar, en la forma de hacer entender que hay un momento y un lugar para cada cosa.

Educar y corregir no es solamente regañar o prohibir: es ofrecer alternativas. Por mucho tiempo hemos sido expertos en atacar, es hora de especializarnos en proponer.

3. Ejercitando la memoria.

Este juego puede resultar muy entretenido

Una forma de jugarlo es seleccionando un tema. Tomemos como tema  a manera de ejemplo, los animales que conoces.

Cualquiera de los participantes inicia diciendo el nombre de un animal. El siguiente deberá repetir la palabra que dijo el primero, adicionando una nueva palabra a la lista.

El tercero en participar deberá repetir las dos primeras palabras y adicionar una nueva, lo que implicará hacer un buen esfuerzo de memoria en la medida que va aumentando el número de palabras, para retener el orden de todos los nombres de animales que se vayan mencionando.

Quien se equivoque por cambiar el orden de las palabras o decir el animal incorrecto, deberá ceder un punto y ganará el que mas puntos acumule.

Vamos a suponer que juegan padre e hijo y que cada uno va adicionando nombres de animales, podría cada uno participar de esta manera:

Inicia el padre diciendo…. “Perro”

Continua el hijo……………”Perro, gato.

Continúa el padre………....”perro, gato, gallina..

Continúa el hijo…………….”perro, gato, gallina, ratón….

Y así, sucesivamente.

También resulta muy entretenido cuando se juega entre varias personas.

Para que sirve este juego?

Ya no es un secreto que la memoria debe ser ejercitada. Pues bien, esta es una buena manera de hacerlo.  Hay quienes recomiendan que aún en la edad adulta se procure leer mucho, resolver problemas complejos, y sobre todo, ejercitar mucho la memoria, como una forma de prevenir enfermedades como el alzheimer. Con este juego se estimula al niño a mantener la atención, a retener datos en la memoria, a responder con agilidad.

Tenga en cuenta: Si su hijo no se motiva a realizar cualquiera de los juegos que aquí se describen, o sencillamente no los realiza como usted esperaba, no pretenda forzarlo a hacerlo ni piense que por eso es menos inteligente o que tiene dificultades. La inteligencia no debe ser valorada solo desde el punto de vista de las destrezas mentales, matemáticas, manuales u otras. Resulta sencillamente, que el conocimiento y las habilidades de los seres humanos son muy amplias y complejas, y quien no es hábil en un terreno puede serlo en otro.

No pretendamos que nuestros hijos sean una copia de nosotros mismos o el segundo tomo. Cada uno va desarrollando sus propias habilidades, sus propias destrezas y no olvide: no todos podemos ser músicos, o no todos podemos ser matemáticos, o ingenieros, o médicos. Habrá seguramente quienes logren ser muy buenos biólogos, o artesanos, o sicólogos, quienes vuelquen su vocación a las relaciones humanas, y a otros campos.

Cuando mire a su hijo, no lo vea como “su” obra: Mírelo como su hijo o hija. Disfrútelo, viva intensamente cada momento a su lado, no se convierta en el juez de todo cuanto hace y todo cuanto opina. Dese tiempo para abrazarlo, reir, decirle cuanto lo quiere y lo respeta.

4. Bombas de jabón.

Las bombas de jabón producen una fascinación mágica a ciertas edades de la vida. Ver una esfera transparente que vuela y de repente puede desaparecer con un solo toque o rebotar en una tela suave, permite poner a volar por un momento la imaginación.

Materiales necesarios:

  • Un recipiente
  • Agua
  • Jabón
  • Un pequeño tubo o manguera. Puede ser un pedazo de lapicero, al que se le han cortado las puntas con un pedazo de sierra.

Preparación:

Vierta el agua en el recipiente, que puede ser un pequeño vaso plástico o desechable.

Adicione aproximadamente una cucharadita de jabón en polvo.

Revuelva sin agitar demasiado, para que no crezca la espuma.

Para hacer bombas, introduzca un extremo del pequeño trozo de tubo en la mezcla preparada y sáquelo nuevamente para soplar suavemente por el extremo opuesto.

Si la mezcla no funciona, ensaye adicionando mas jabón o experimente con diferentes opciones de jabones de los que consiga en el mercado, inclusive con jabones líquidos o jabones de barra a los que se hace un proceso de rayado.

Variantes del juego:

Ensaye haciendo un pequeño aro en el extremo de un trozo de alambre, para que sea este el que se introduce en el agua jabonosa para luego soplar y hacer las bombas. Ensaye también con diferentes tamaños de tubos y aros de alambre.

Proponga que otros niños (o usted mismo o usted misma) jueguen poniendo sobre sus antebrazos un trozo de tela suave como un “dulceabrigo”, impulsándola suavemente hacia arriba cuando la bomba vaya a caer sobre ella, para que la bomba rebote. Cuantas veces es capaz de hacerla rebotar?

Que enseña este juego?

  1. Aporta en el desarrollo de la motricidad fina, tanto al niño que debe soplar muy suavemente para que las bombas no se estallen, como al niño que con una tela suave debe recibir sin movimientos bruscos la bomba, para poder conseguir que esta rebote.
  2. Propóngale observar como están unidas las paredes de la bomba, que observe con detenimiento lo que pasa en el aire cuando se estalla la bomba, aproveche para hablarle algo sobre como se unen las moléculas en los compuestos químicos. Deje que imagine como se unen las sustancias químicas. Talvez luego, en clase de química, recuerde su juego con las bombas de jabón.
  3. Como es difícil resistirse a saltar, correr y reaccionar rápidamente para perseguir las bombas de jabón, es una buena oportunidad para que el cuerpo se ejercite, sin tediosos y aburridores ejercicios.

5. Tintas simpáticas.

Que tal si jugamos a los espías?

Cuando se habla de “Tintas simpáticas”, se hace referencia a la posibilidad de escribir sobre papel con algunas sustancias que son invisibles a simple vista. Pero si se desea ver el mensaje contenido en el escrito, se debe proceder a hacer un “revelado” con algún otro medio físico o químico.

Me explico: Hay algunas sustancias que podemos utilizar como si fuera tinta, pero al escribir, nada se ve en el papel. Luego, el interesado puede exponer el papel al vapor de otro químico o al calor, y…. EUREKA!! Se puede ver el mensaje!!.

Para nuestro caso, solo mencionaré a manera de ejemplo 2 tintas simpáticas y la forma de revelar el mensaje, quedando como tarea consultar todas las otras posibilidades que existen para lograrlo por otros medios. De lo que se trata aquí, es de hacer el juego y sacarle algún provecho educativo.

Materiales necesarios:

Como materiales para este juego necesitaremos:

  1. Una pluma, de las que se usan para escribir con tinta china o un pincel.
  2. un pedazo de papel.
  3. La tinta simpática que vayamos a utilizar.

Tinta simpática Nro 1:

Use el zumo de limón para escribir. Procure hacerlo sobre un papel cuyo color sea muy parecido al rastro que deja el limón sobre este.

Tinta simpática Nro 2:

Mezcle en partes iguales agua y vinagre blanco. Con esta mezcla, escriba sobre el papel usando la pluma o el pincel.

Como visualizar el mensaje:

Para visualizar el mensaje en los dos casos, debe someter el papel al calor pero sin dejar que este se queme. Puede hacerlo por ejemplo acercándolo a una llama de una vela o pasándole varias veces una plancha de las que se usan para quitar las arrugas a la ropa.

Puede ensayar también poniéndolo al sol o acercándolo a un secador de pelo.

Y como podemos hacer un juego con estas tintas?

Proponga al niño o a los niños con quienes juega, que cada uno escriba en el papel usando la tinta simpática, un secreto que considere que es importante que quienes están reunidos conozcan. Si es solo un juego entre padre y/o madre con su hijo, propóngale que escriba un secreto que considere importante que usted o ustedes conozcan y a su vez, usted debe escribir un secreto que le quiere compartir.

Una vez que cada uno escriba su mensaje, se intercambian los papeles y cada uno se retira a revelar el mensaje que le ha tocado.

Cuando ya todos tienen su mensaje, se reunen nuevamente para que cada uno cuente lo que ha descubierto y comparte lo que piensa del secreto que le ha sido revelado.

Para que sirve este juego?

  1. Ayuda a construir confianza entre padres e hijos, entre hermanos, o entre amigos. Obviamente, todo dependerá también de la forma como la persona adulta dirija el juego, respetando lo que cada uno escribe. Puede ser un espacio para el intercambio, para la socialización y nada mejor que terminar el juego compartiendo por ejemplo algo de comer, una golosina, un helado, de manera que se conserve el recuerdo agradable por haber confiado algo que teníamos guardado.
  2. Explique además al niño porqué se produce el fenómeno del revelado de las letras sobre el papel: Cuando se escribe con una sustancia transparente, aunque esta no se vea, ha impregnado el papel con sus partículas. Cuando se someten a una temperatura alta, la sustancia de la tinta es mas sensible al calor y se quema con mas facilidad, por eso se hace visible.  Recuerde que la comprensión de los fenómenos que nos rodean son fundamentales para la solución de los problemas y para desarrollar la capacidad de proponer alternativas ante una dificultad. Estimule al niño a preguntarse el porqué de las cosas, a sentir curiosidad por comprender los fenómenos de la naturaleza.

Dejemos por ahora el segundo capítulo, espero tener listo el tercero en el menor tiempo posible.

 

FlechaCapitulo Anterior

 

Si quieres conocer otros artículos míos, visita esta dirección:

http://artigoo.com/usuario/rubencho

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: