Los Derechos sobre el Suelo que pisamos, una forma un tanto ambigua de referirse a la cantidad de Derechos que hoy en día nos corresponden como ciudadanos.

Los Derechos que hoy día conocemos no siempre han sido así, de hecho, hace unos 2000 años un ser humano valía lo mismo que una mosca hoy, a veces no te importa cazarlas y otras abres la ventana para que se vaya y sea feliz, depende de como te encuentres de salud física y mental. Al cabo, los Derechos surgieron hace más bien poco, hace un par de siglos más o menos. Pero, ¿cómo es posible que hayan evolucionado tanto desde entonces?

Hoy en día, estamos acostumbrados a escuchar: "Tengo mis derechos", o "Tengo derecho a decir lo que quiero, y lo haré", así pues, observamos que la palabra Derechos, es muy usada hoy en día, incrustada en casi todas las mentes del mundo. Y esto no era así, de aquí surge toda la historia de este artículo, en donde especularemos sobre la idea de tener derechos y lo que implica. Esta historia, empieza con la humanidad y sus primeros años como individuos. 

En Grecia, por ejemplo, los derechos significaban palos rectos, o quizá ni eso, a lo que me refiero, es a que los derechos no existían para todos los ciudadanos, aunque fue una época de sabiduría y conocimiento, el mercado de vidas humanas era una costumbre habitalizada, por así decirlo, era como ser moscas en verano.

Tomemos como ejemplo (pasando a la actualidad) la siguiente situación: Un mirador, desde donde se ve una gran parte del horizonte, hay personas grabando una película, toda la calle cerrada, vigilantes de seguridad por todas partes...  Yo, como individuo civil, ajeno a la situación cinematrográfica y en mi enmismamiento, le prometo a mi pareja pasar unas horas en el mirador donde estuvimos enamorandonos, y al llegar nos encontramos la situación. 

Por una parte, nos sorprendemos, además de si hay algún actor conocido que se vea; y por la otra, nos enfadamos pues nuestro plan está fracasando, pero claro, aún existe la opción de que dejen pasar después de un rato; sin embargo, también pueden quedarse todo el día grabando.

Ante esta situación exigimos derechos, derechos para poder pasar a un lugar "público" (supuestamente al alcance de todas las personas del mundo e "incluso" a los animales), derechos que son de dominio público, derechos esenciales, derechos obligatorios.

La escena es una paradoja, una especie de bucle, donde se enfrentan dos realidades contrapuestas y ambas con ligero toque de razón, ¿qué ocurrirá ahora?

Los responsables de la serie tienen una especie de acuerdo/contrato con el "gobierno" cuya jurisdicción incide sobre esas piedras protagonistas de la filmación, así llegamos a la situación ideal para describir este rompecabezas absurdo. Por mi parte como civil tengo derecho a estar en cualquier lugar que sea público, y una serie de personas cuyos cargos laborales parecen estar por encima de mi nivel de desempleado, me instan a que me vaya o llamarán a la autoridad mayor. Difícilmente veo una solución a nuestro plan perfecto, y sin embargo siento que tengo la razón.

Otra situación parecida pero diferente, es, en ese mismo mirador, una cantidad inusual de turistas haciendo sus respectivas fotografías, aquí intentas en la medida de lo posible, no interferir en ninguna de las fotografías que se toman, a no ser que tu sonrisa se deba a esa idea.

Los Derechos son, la acomodación de los humanos, como la de unos hijos cuyos padres son ricos pero porque ellos mismos lo trabajaron, estos derechos que tanto han costado conseguir, que han evolucionado y se han adaptado a nuestras vidas, estos derechos que son exigibles por cualquier acontecimiento, por cualquier persona, en cualquier lugar, y que nos conducen a un poeriodo de hibernación de las rebeldías. Tranquilidad, porque tengo mis derechos. 

Puedo y debo quejarme por lo que no me gusta, y como puedo, lo hago, pero como  también debo, no.

 Vendremos otro día al mirador, y jamás veremos esta película.

Hemos llegado al punto donde los derechos de unos son las obligaciones de otros, y exigir derechos es una obligación. Al fin y al cabo, nosotros nos iremos y los siguientes a nosotros, y todos irán pasando sobre el suelo, al que tiempo atrás hubimos tirado nuestros Derechos.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: