Los derechos humanos

Todo ser humano tiene unos derechos que se deben respetar. Y aunque se ha avanzado mucho en la lucha por la defensa de los derechos humanos, todavía hay un largo camino por recorrer.

Todo ser humano tiene derecho a vivir dignamente y a ser feliz, sin tener en cuenta las preferencias sexuales que tenga, cual sea su edad, su creencia religiosa, su posición económica o su nacionalidad. Pero por desgracia, no todas las personas cuentan con estos derechos, ya que padecen excesivos rechazos por parte de una sociedad especialmente intolerante, controladora y manipuladora y, que se cree legitimada  para abusar de unos derechos que por naturaleza nos  pertenecen a todos.

En los países considerados más desarrollados, en contra de  lo que piensa una gran mayoría, su cumplimiento está muy alejado  de lo que se refleja en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La interminable lucha por los derechos humanos

La lucha por el cumplimiento de los derechos humanos es continua, puesto que en la mayoría de países los derechos son violados de forma permanente. En muchos países, las mujeres son vistas como ciudadanas de segunda categoría, sufriendo múltiples vejaciones como obligarlas a ir tapadas de cuerpo entero, estos casos se dan principalmente en el mundo musulman. Pero los países más desarrollados no están al margen de este tipo de violaciones, aquí uno de los mayores problemas con los que se tienen que enfrentar es la violencia que sufren por parte de sus parejas, a lo que hay que añadir la discriminación que sufren en el trabajo.

Tampoco se respeta la libertad de expresión,siguen existiendo sistemas totalitarios e incluso algunos que se consideran "democráticos", en los que los ciudadanos son perseguidos por sus ideas políticas. Y esto no solo se produce por parte de los gobiernos, sino también por los diferentes medios de comunicación que censuran a todo aquél que tiene una idea diferente a la que ellos defienden.

La más fragante violación de los derechos humanos se produce por las tremendas desigualdades socioeconómicas existentes en la actualidad, donde más de 1.400 millones de personas pasan hambre y viven en la más extrema pobreza, estas cifras son totalmente intorelables en pleno siglo XXI.

Otro claro ejemplo de violación de los derechos se produce en el mundo laboral, donde el trabajador se ve expuesto a múltiples vejaciones y se le limita constantemente el acceso a un trabajo digno.

La infancia tampoco escapa de esta sin razón y, cada año millones de niños son explotados para que realicen trabajos destinados a los adultos y, se les niega lo más importante el acceso a la educación.

Sin olvidar que a las personas enfermas también se les limita el acceso a lo más importante que tenemos en la vida como es tener acceso a la sanidad, o las personas presas que sufren constantes abusos mientras permanecen encarcelados. Otro colectivo afectado por la violación de los derechos humanos es el de la tercera edad, quienes sufren constantes abandonos por parte de sus familiares y de la sociedad en general.

Los derechos humanos nos atañen a todos

Para que La Declaración Universal de los Derechos Humanos no se quede en papel mojado, todos debemos tomar conciencia de que estas tremendas desigualdades no pueden seguir quedando impunes. Y debemos seguir trabajando para que estas atrociedades se dejen de producir  para siempre. 


 

 

 

 

Todos los derechos humanos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: