fotografia

El poder de los señores del castillo o propietarios de grandes extensiones de terrenos de tomar a las jóvenes que se casaban antes de la boda fue una ley que no se encontraba escrita pero si los hechos que acontecieron durante la Edad Media aunque esta práctica se alargó durante muchos años más debido al espíritu servil de muchos vasallos. Se dejaba que el señor eligiera a las hijas o esposas cada vez que le viniera en gana para conseguir alguna gracia o simplemente por miedo.

fotografia

fotografia

Algunas teorías mantienen que el llamado derecho de pernada en muchas ocasiones se trataba de algo simbólico pero lo cierto es que el abuso sobre la mujer de rango inferior en sociedades medievales y los años que siguieron fue algo que se consideraba normal. El derecho de pernada, al igual que otras muchas formas de vida se exportó a América por los navegantes españoles durante la conquista donde esta costumbre se alargó durante muchos años.

fotografia

fotografia

El derecho de pernada no hacía más que fortalecer el dominio del poderoso con los que se consideraban sus siervos y también se sostenía debido a que las uniones de señores con siervos no se permitían y no se reconocieron hasta el siglo XII después de varias rebeliones de los campesinos como el de la Remesa en Cataluña y más tarde en Castilla que se rebelaron contra el poder de los poderosos que durante cientos de años los hicieron vivir sin dignidad. 

Las prácticas de abusos con las mujeres se realizaban de distintas formas:

1- La más corriente era que la novia era entregada al señor la noche antes de su boda.

2- Se entregaba la hija elegida al señor para que "trabajara de criada" casi siempre solamente por la comida.

3- Las violaciones a las campesinas por parte de los invitados del señor eran toleradas.

4- Cuando una criada tenía un hijo del señor no era reconocido y se consideraba bastardo sin ningún derecho.

 

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: