Los datos de los dos últimos años son escandalosos. Lo que es evidente que la crisis que sufre el país ha hecho que la situación de esta enfermedad se agrave.

La Fundación Humanae y Alianza para la Depresión han debatido sobre este importante asunto que daña la competitividad y el ánimo actual del país. Lo han hecho con líderes empresariales, preocupados y sensibles en cuestiones de empleo y salud.

 

Jaime Smith, autor del best seller "El Dolor de Alma" (Alianza Editorial) considera que un "equipo sano puede superar casi cualquier dificultad" y pone ejemplos históricos, donde la fuerza de la solidaridad, el compañerismo y el afecto entre seres humanos, han permitido el crecimiento y la superación de grandes dificultades.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica este fenómeno por los cambios acelerados en la forma de vida producidos día a día y en particular como "la desmembración de la familia y la lenta ruptura de las tradiciones y estructuras sociales".

El psiquiatra español Francisco Alonso-Fernández, actual presidente  de la Asociación Europea de Psiquiatría Social y catedrático de la Universidad de Madrid, destaca en su libro "Claves de la depresión" que el núcleo común de todos los enfermos depresivos es "un hundimiento del plano vital". estructura que constituye el estrato intermedio entre el cerebro y la mente y se filtra por ambos.

 

El sufrimiento del paciente depresivo es, para Alonso-Fernández, más profundo, complejo, abarcador e indeterminado que el que emana de un sentimiento de tristeza e infelicidad. "La depresión y la infelicidad-explica- son dos estados distintos". Por tanto, ni podemos revitalizar la depresión, identificándose con infelicidad, ni tampoco debemos medícalizar la tristeza y confundir cualquier situación de infelicidad con una depresión.

 

A juicio de expertos, un correcto diagnóstico consigue que el 80% de los pacientes experimentan una gran mejoría durante el primer mes. No obstante, según los casos, el tratamiento de esta enfermedad psiquiátrica suele ser de larga duración. Actualmente en España, debido al desempleo, la precariedad económica en la que se encuentran muchas familias acuciadas por las deudas de hipotecas, que se concedieron a personas con pocos recursos, los casos de depresión se han detectado en un aumento preocupante, de difícil y lejana solución.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: