Aumente:

*Cereales integrales y legumbres

*Frutas y verduras frescas

*Carne magra, aves y vísceras

*Pescado y mariscos

Reduzca:

* Alcohol

*Cafeína, presente en el té negro, el café y las bebidas gaseosas de cola

Si está tomando antidepresivos :

Evite.

*Carnes procesadas y enlatadas

*Hígado de pollo y de ternera

*Cerveza, vino tinto y licores

* Quesos procesados o madurados

 

Justo cuando más se necesita una dieta balanceada y completa, las personas que sufren depresión se olvidan de sus requerimientos nutricios. Esta enfermedad es muy diferente a la reacción o respuesta normal a una desilusión y , a menudo, hace que algunas personas pierdan el apetito, mientras que a otras las lleva a comer compulsivamente o les produce la aparición de un intenso deseo por comer hidratos de carbono.

Como consecuencia, las víctimas de depresión tienen, con frecuencia, deficiencias o desequilibrios nutricios, especialmente falta de vitaminas del complejo B, de vitamina C, y de los minerales calcio, cobre, hierro,magnesio,y potasio. La relación exacta entre los diferentes nutrientes y la química cerebral todavía no es muy clara, pero lo cierto es que una nutrición inadecuada y los problemas de peso contribuyen a un descenso progresivo del ánimo.

Esto es en las personas que sufren de anorexia, en la que una dieta anormal y sentimientos de baja autoestima son causa común de depresión. La menopausia, en la que los factores que contribuyen a desencadenarla pueden ser los cambios hormonales, y la tensión premenstrual, también están relacionadas con la depresión. En este caso la vitamina B6 que en ocasiones se recomienda para tratar el síndrome prementrual, pueden ayudar a combatir la depresión.

Algunos especialistas ofrecen guías de nutrición para ayudar a quienes sufren depresión. Comer en abundancia cereales integrales, legumbres, carne magra, vísceras, pescados, mariscos, y huevos suministra vitaminas del complejo B, hierro,potasio, cobre, cinc y magnesio. El consumo elevado de frutas y verduras frecas (por ejemplo, espárragos, brócolis, repollos, melón, naranjas y bayas) proporciona vitamina C. Las verduras de hoja verde mejoran los niveles de hierro, calcio, y magnesio; la fruta seca ofrece potasio y hierro, mientras que los productos lácteos ( de preferencia bajos en grasas) aumentan las reservas de calcio.

Demasiada cafeína (más de cuatro tazas de café al día o seis tazas de té negro) pueden exacerbar la depresión. Como la cafeína también contribuye a mantener el estado de alerta y el insomnio es un síntoma de depresión, las víctimas de esta enfermedad deben evitar el té negro y el café antes de ir a dormir.Los dolores de cabeza y la debilidad, que son síntomas de abstinencia repentina a la cafeína, pueden durar de dos a tres días  antes de que se perciba alguna mejoría.

Las personas que sufren de depresión deben reducir el consumo de alcohol, no sólo debido a que dos o tres copas pueden tener efectos adversos sobre el ánimo, sino porque pueden "sabotear" una alimentación nutritiva suprimiendo el apetito.

Paola.C

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: