Las dependencias emocionales

El exceso de apego y enamorarse de la persona equivocada pueden llegar a convertirse en peligrosas adicciones. 

Al ser humano siempre le ha preocupado conseguir el amor y una vez que este se tiene llega el momento de mantenerlo. Si se quiere disfrutar de él se debe perder el miedo a que no llegue a funcionar. De este modo se evitará que esa relación llegue a convertirse en una dependencia que no resultará sana para ninguno de los dos. 

La llamada adicción al amor

Las dependencias emocionales se suelen asociar con una persona que siente un exceso de afecto por otra.

Hay diferentes tipos de dependencias emocionales, pero una que se produce con frecuencia y que no es muy conocida es la adicción al amor. Se caracteriza porque una persona siente una necesidad muy fuerte de tener pareja y a la vez compartir el máximo tiempo posible juntos. Si se llega a producir una ruptura el sufrimiento que padecen es demoledor. Solo tiene un deseo ser amado sin importarle mucho como sea ese amor.

La superación de la adicción al amor

No existe un tratamiento especifico para superar la adicción al amor, lo único que puede ayudar a superarla es que cada uno se acepte a sí mismo ya que es el mejor modo de afrontar lo mejor posible una relación con otra persona. 

Aquellas parejas que están formadas por personas que tienen la misma idea sobre lo que es una pareja, son las que tienen mayor libertad y al mismo tiempo son más flexibles en su forma de comportarse, pero también pueden ser las más engañosas si no saben trabajar la asertividad. Recibe el nombre de comunicación asertiva aquella en la que los integrantes de la relación son capaces de expresar abiertamente sus necesidades, pensamientos y sentimientos propios. 

Otra manera de superar la adicción al amor, es que cada integrante de la pareja tome una postura diferente. Así, la persona que necesita más libertad debe hablar con la otra y tratar de ponerse de acuerdo en el tiempo que pasan juntos, de esta manera la otra persona ganará en seguridad. 

Mientras que quien es más dependiente debe intentar comportarse de un modo más autonómo e independiente, un modo en el que puede conseguir esto es conociendo gente nueva y realizando más actividades al margen de su pareja. 

La mejor manera de tener una buena salud mental es que el dependiente se de cuenta de que por sí mismo ya es una persona. Y que se puede tener una relacion de pareja plena siendo independiente del otro. 


 


Las dependencias emocionales

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: