Dependencia

La dependencia, tiene un significado positivo o negativo, según lo quiera entender cada persona

Desde su nacimiento, el ser humano se convierte en alguien dependiente. Según, se va creciendo y va pasando el tiempo, esa dependencia, deja paso a la necesidad de ser independiente, de conocerse a sí mismo y ganas de conocer el mundo. Esa ansiada independencia, nunca se consigue del todo, ya que cuando se pretende conseguirla solo aparecen obstáculos que impiden llegar al objetivo final.

Parte negativa de la dependencia

Siempre se ha dicho que la persona dependiente, es alguien que tiene una muy baja autoestima, que tiene un carácter débil e inmaduro y que no tiene ninguna capacidad para asumir responsabilidades.

Esto choca con una evidencia, la dependencia es necesaria. Y la independencia es más un deseo que una necesidad.

La dependencia no se puede evitar

Es complicado que las personas no estén de un modo u otro atadas a unas circunstancias. De hecho, hay cuestiones de las que las personas no pueden prescindir, respirar, comer, son básicas para vivir, el ser humano necesita consumir y no puede renunciar a ello.

Otras dependencias que no son tan vitales, pero sí tienen la misma importancia son el trabajo, el cuidado de los hijos, y en otros casos el cuidado de personas enfermas o de personas mayores. Esa dedicaciones hacen que las personas sean dependientes.

Dependencia

El ser humano siempre aspirará a tener la independencia completa, pero siempre será relativa, podrá hacer algunas cosas por sí mismo y de hecho así suele funcionar, pero para otras necesitará contar con la ayuda de los demás. Que no significa, que tenga que optar por la decisión que tomen los demás, o que tenga que hacer lo que otros le digan. El mayor problema de la dependencia, aparece cuando algunas personas necesitan al otro para todo y su constante aprobación en cada cosa que hacen o problema que resuelven.

 


 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: