El Defensor del Paciente ha presentado una denuncia a la Fiscalía de Málaga por una negligencia médica en una intervención de cirugía plástica, que consistía en levantar los pechos caídos después de un parto.

El primer contacto se realizó a primeros de septiembre del año pasado cuando la afectada se personó el la clínica de Málaga para informarse de como realizar la intervención. En la primera visita tras una breve exploración de las mamas, el doctor le preguntó si tenía alguna enfermedad, si tomaba fármacos o si contaba con antecedentes familiares por enfermedades.

Finalmente, después de una cita previa, en la que no le hicieron ningún tipo de análisis ni prueba alguna, fue intervenida a finales de septiembre permaneciendo 24 horas, después de las cuales le dieron el alta "con los drenajes puestos" y con un papel donde se detallaba la medicación a tomar.

 

Después de dos días acudió a la cita médica para que le quitaran los drenajes. Le cambiaron los vendajes y la mandaron otra vez a casa.

Al día siguiente la paciente se puso en contacto con la clínica porque notó que estaba supurando., por lo que le dieron cita para el día siguiente. Cuando acude a la cita el doctor la explora y le explica que le han realizado una "mastectomía subcutánea bilateral por sus antecedentes"-su madre tuvo cáncer de mama- y le realizó en la consulta una limpieza tras la cual la manda a casa con más antibióticos.

 

Más tarde la vuelven a operar para retirarle las prótesis y le ponen otras más pequeñas. Le realizan una biopsia, la cual sale con resultado "negativo" por lo que la mandan a casa otra vez con drenajes. Por los problemas que sentía, se presenta a la consulta sin tener cita, y le retiran las prótesis sin anestesia, sin guantes, solo con betadine y la mandan a casa.

 

Por todo ello, el Defensor del Paciente solicita a la Fiscalía una intervención para "depurar responsabilidades".

Quería elevarse un poco los pechos caídos por la maternidad y acabó con las mamas extirpadas, media docena de operaciones, cicatrices, y secuelas psicológicas. Así reza el escrito que el Defensor del Paciente (ADEPA) ha presentado en la Fiscalía de Málaga.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: