fotografia

La gastronomía italiana es muy conocida por la pasta que se cocina de muchas maneras y es lo que hizo muy popular a este país, así como las pizzas, que se han convertido en el plato más internacional de todos los salidos de Italia. Pero este país tiene otros muchos platos menos conocidos pero no menos buenos y apetitosos. Uno que es en verdad sorprendente y muy sabroso es el Ossobuco, digno de mencionar, que pese ha ser un poco entretenido de hacer el resultado hace que el paladar lo agradezca. Es una receta típica de Milán y con frecuencia se acompaña de risoto a la milanesa.

fotografia

Esta carne de "jarrete" es de la pierna o pata del animal de la parte de la pantorrilla hasta la corva y la palabra "Ossobuco" que es de origen italiano y quiere decir "hueso con agujero" que se refiere al corte de la pierna que contiene el tuétano. Los cortes de esta carne tienen que ser de un grosor de entre dos y tres centímetros para así evitar que se deshaga durante el largo tiempo que se tarda en guisar a fuego lento. La receta más antigua es la del "Ossobuco a la milanesa" pero ya hay varias que le quitan y le ponen ingredientes según el gusto del personal.

fotografia

RECETA DEL OSSOBUCO

Ingredientes

4 o 6 rodajas de ossobuco (depende de los comensales o de si van a comer uno o dos cada uno)

150 gramos de mantequilla. (también se puede usar aceite de oliva)

2 cebollas.

2 o 3 zanahorias.

1 rama grande de apio.

3 o 4 ajos.

1 rama de perejil.

1 vaso grande de vino blanco.

1 vaso grande de caldo de carne.

1 cáscara de limón rallado.

Sal y pimienta negra molida.

PREPARACIÓN

1º Hacer unos cortes en las esquinas para que no se tense la piel y pasar la carne por harina y se pone a freír con la mantequilla o el aceite.

2º Cuando ya esté dorada se saca y en el mismo aceite se sofríe la cebolla, ajos, apio, zanahorias en rodajas y un poco de perejil.

3º Cuando ya está el sofrito se pone otra vez la carne, se le añade la sal, un poco de pimienta y el vaso de vino. Se deja hervir hasta que el vino se reduce.

4º Se le añade entonces el vaso de caldo y el limón rallado que le da un magnífico sabor. Se deja hervir al menos una hora dando la vuelta a la carne de ves en cuando y vigilando que no se pegue. Si se ve algo seco se le añade un poco más de caldo y retirarlo del fuego.

fotografia

fotografia

Los italianos lo suelen servir con risoto pero una buenas verduras al vapor también son una buena compañía para este famoso plato que tiene una similitud a nuestro "rabo de toro" que es también un plato muy bueno y delicioso.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: