Mezcle un megalitro de alegría con 12 cucharadas grandes de positivismo, y revuélvalo hasta que quede completamente compactos ambos ingredientes. Luego lleve al fuego, hasta que llegue a hervir gracias a la afectuosidad y calidez del ferviente amor, luego repose unos minutos, introduzca rebanadas suficientes de tolerancia, al mismo tiempo que bastantes trozos de disciplina. Cuando estas rebanadas queden bien bañadas de los ingredientes anteriores, esparza todo lo anterior con manojos de creatividad y sonrisas. Endulce con picardía al gusto y adorne el plato en que lo va a servir, con todo tipo de frutas de sentimientos saludables: esperanza, amor, confianza, tranquilidad, solidaridad, entre otros.

 

¡Y…buen provecho!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: