Otra de mis tardes en la chimenea. El fuego esta encendido y como siempre sucede en los sábados un cantante me visita. La canción que más escuchaba de niño era "El Niño y el Canario" esa relación tan hermosa entre un pajarito y "su dueño el candoroso pequeño que se solía extasiar". La pérdida de una mascota es una de las dolorosas realidades que de chicos vivimos. Mamá decía que así era la vida, que hoy es un animalito y después algún familiar. Que encariñarse es hermoso y tiene como enseñanza y consecuencia aprender a despedirse en algún momento.

Leonardo Favio percibiendo mi tono de nostalgia entona ahora "la foto de carnet" Me evoca a Juanita ese amor de bachillerato con el que sueñas y jamás le dices lo que sientes, que vés ennoviarse con otro compañero, mientras tú te quedas lamentando no haber dado el próximo paso. ¡Ni una foto de carnet! Cuando cuatro años después de terminar el bachillerato me llega una invitación: ¡Se casan!. y viene "La dicha me fue negada" causa alegría verles en el altar y sentir que la virgen María les acompaña. Más querido Leonardo, la Dicha en esos momentos tal vez me fue brevemente negada, más dió cuando mi "barquiito de papel" estaba a punto de naufragar paso en mi vida al Amor. Me cobijo, me protegió y contagió su calor.

¡Bravo! ¡Bravo! Leonardo, por tus versos de vida llevados a la música. Gracias por este encuentro. Es bello recordar esos momentos de desamor, desencuentro, duelo para apreciar todo el amor y el Bienestar que se ha alcanzado. La felicidad tiene sus pasos y cada experiencia te va llevando hasta ella. Solo sigue andando.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: