No dejo de pensar en mis divagaciones…

No dejo de pensar en mis divagaciones, que mientras más busco el conocimiento y leo, realmente menos sé. Desde el punto de vista metafórico.

Hoy como en muchas otras ocasiones, tomé un libro al azar de los varios que tengo amontonados en un anaquel, entrando en el preámbulo del mismo encuentro una frase que despierta mi curiosidad que dice; “nadie es tan sabio como para ser pesimista”. Una frase que me ha invitado a reflexionar sobre mi pensamiento pasado en mis divagaciones.

Cómo se puede ser tan pesimista en un universo del que conocemos tan poco. Somos una pequeñísima mota de polvo estelar en un estadio increíblemente enorme, sin fin. Es como cuando comienza a latir el corazón de un bebé en el vientre de una madre, luego de unas semanas posterior a la concepción, lo que es en verdad un misterio que aún no conocemos. En comparación con lo que conocemos ahora, somos una semilla que apenas germina. Esta es la idea que permanece en mi mente, cuando me encuentro con una persona de mente cerrada, aquella que piensa y cree que solo hay una manera de ver y hacer las cosas.

Una mente abierta al conocimiento venga este de donde venga nos hace proclives a explorar, crecer creer.

Es libre imaginar lo que un pesimista hubiera pensado en una época de por lo menos dos siglos atrás, lo que pensaría de nuestro mundo de hoy. Electricidad, automóviles aviones, televisión, celulares… en fin la tecnología y todos los avances que han sido la resultante de disimiles mentes abiertas que han permitido que se establezca el progreso, conocimiento y creatividad.

divagaciones

Si tu mente está regida por pensamientos llenos de dudas e incertidumbres, teniendo además una mente cerrada, tus acciones serán el resultado de esas dudas, de una mente negada a recibir libremente el conocimiento a que tienes derecho, siendo la evidencia plena de tus pensamientos en cualquier lugar donde estés. Ser de mente abierta es una cuestión personal. Es tu decisión de apartarte de los condicionamientos en los que siempre hemos creído.

Una mente abierta es una mente sana que transmite amor, practicante del perdón, generosa, respetuosa de la vida que; evidentemente es una persona capaz de accionar cualquier cosa que pueda concebir en su mente y en su corazón. Cuando alguien propone algo que colida con tu condicionamiento. Responderías- “eso es desde todo punto de vista imposible”- Por el contrario responde- Lo pensaré, nunca lo había pensado…-

Esencialmente es necesario estar abierto a las ideas de las personas y saber escuchar con la mente abierta, aún cuando lo que escuches sea un absurdo de primera impresión.

Alguna vez alguien dijo; Ya sea que creas que algo es posible o imposible, en los dos casos estarás en lo cierto. El contrato que tengas con la realidad y con todo lo que es posible es lo que determina el resultado.

Por: Gerag

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: