¿La dejó sin ningún motivo Porqué?

La dejó sin ningún motivo, al menos, hasta el sol de hoy aún no ha logrado que él le diga porqué se fue. Simplemente un buen día le dijo que quería el divorcio y no solo se fue de su vida, fue más allá, se fue del país. A estas alturas no ha sabido más de él. El divorcio llegó y ya.

Lo cuenta despojada de cualquier sentimiento emotivo. Pero es una incongruencia que este señor en años pasados, fue a buscarla por lo menos tres veces para expresarle su amor incondicional, su realidad y, suplicarle que dejara su deseo de estudiar en el extranjero. Su mujerabilidad plena se revela, se demuda, y respira hondo para no caer en la denigrante indignación que oscurece el razonamiento.

Es, una –hermosa mujer, inteligente, plena que irradia simpatía- había cambiado un futuro brillante, su vocación, por querer construir una familia. ¡Se quedó a medio camino!

Unos años despues

Ya, en el disfrute que le da la tranquilidad luego de algunos años trascurridos, es menos comprensible aquella separación, pues; un buen día dejó de hacerle el amor y andando el tiempo, aquel deseo que ella siguiera siendo la mujer de su vida, desapareció sin más ni más. Sin explicación. Ese es el punto. ¿Cómo luego de tanta insistencia, un hombre es capaz de huir desesperadamente, como niño asustado, de que le infrinjan un castigo, encadenándole a una relación que ya no desea?

abandonada

¿En qué momento de la formación de tantos hombres, se pierde el contacto con la responsabilidad, los compromisos y los momentos de dificultades? Son muy hombres para enfrentar desafíos, participar en batallas y ganarlas, ser exitosos. Pero, los invade el pánico cuando hay que aceptar un error emocional y, su silencio, es de una incomprensión total por el lado femenino del mundo, hace un daño mayor que cualquier acción en contra de ella.

Se presume que el silencio de los hombres, es una de las maneras de abuso psicológico que más daño hacen y muy poco analizadas La mujerabilidad de ellas se minimiza, ante la sinrazón y las lleva a buscar la culpa en sus acciones. Cuantas veces se preguntarán ¿Qué hice mal? ¿Fui tan mala pareja? ¿O tal vez no hice lo suficiente para complacerlo? Seguramente esta lista de preguntas angustiantes se hará interminable, por no conocer a ciencia cierta las razones para el abandono.

Abandono

Especulará de seguro, que se tratará de un patrón aprendido en la infancia, derivado del modelo de sus padres y madres, de la falta del mea culpa, en sus vidas, de la cultura de ‘mentir u ocultar para no herir’, cuando es necesario lo contrario.

Abundando es esta cuestión, hay que decir que para que estas situaciones no ocurran hace falta que las mujeres pongan el 50% de la responsabilidad, como es cierto por otro lado, que tienen el deber de alzar la voz y hacerles comprender la importancia de explicaciones correctas y de la autenticidad emocional.

Los cambios del ser humano

Los cambios en el ser humano es un derecho que todos asumimos; dejar de sentir amor, agotarnos en una relación…, pero como así un día, llegamos a querer compartir sus vidas con las nuestras, ellos buscaron las palabras más linda y emotivas para seducirlas y conquistarlas y las explicaciones más explícitas para decidir por ellos. La invitación es a reflexionar y migrar de ese silencio, porque las heridas que causa –aliado a las mentiras son, con mucho peores que las producidas por las verdades-

Finalmente, existen un sinnúmero de maneras de terminar una relación, sin herir más de lo necesario, siendo que ya esta acción es dolorosa de por sí. Esta premisa se inicia, cambiando los patrones, desde la educación de los muchachos, para que conviertan estos ominosos silencios en palabras llenas de consideración, que reduzcan los daños y los conduzcan a construir relaciones sanas y perdurables.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: