personalidad

Definición psicológica de la personalidad

El constructo psicológico que hace una definición dinámica de la personalidad psicológica de una persona, se refiere a la formación interior que determina que las personas se comporten de manera diferente ante las circunstancias. Es un concepto que podría definirse también como un patrón de actitudes, pensamientos, sentimientos, y acerbo conductual que define a una persona y, que mantiene una continuidad establecida a lo largo de su existencia, de forma tal que las manifestaciones de ese patrón en las distintas situaciones poseen algún grado de previsibilidad.

Personalidad en su concepto, deriva del término “persona”, nombre con que se denominaba la máscara que usaban los actores de teatro en la antigüedad. De hecho ya en esa época se hablaba en un sentido general y figurado de personas como referencia en sus roles, por ejemplo; a como quien o representando a quien, que representaba un actor teatral tras su máscara.

Este concepto se fue adecuando a otras manifestaciones de la sociedad, fuera del teatro, pero; en el inicio de esa época el término “personas” era para solamente los ciudadanos, legalmente provistos de derechos (en contraposición con los esclavos que no se consideraban personas, en el sentido de que no podían decidir sobre su libre determinación y menos opinar sobre los demás).

diferentes

Concepto psicológico 

Por ser un concepto básico de la psicología, a lo largo de los años ha recibido infinidad de definiciones e igualmente de las conceptualizaciones de manera espontanea (intuitiva), que ha recibido. La personalidad en síntesis es; el conjunto de características o patrón de sentimientos, emociones y pensamientos entrelazados, ligados al comportamiento. Digamos que los pensamientos, sentimientos, actitudes, conducta y hábitos de cualquier persona que se prolonga en el tiempo, frente a distintas situaciones, distinguiendo a un individuo de cualquier otro que lo distingue de los demás.

La personalidad pervive en la manera de ser de las personas coherentes a través del tiempo, aún en distintos momentos y situaciones, dándole carácter singular a cada persona que lo presenta como independiente y único. Estos dos aspectos de la personalidad a saber, persistencia y distinción, ofrecen un fuerte vínculo con la construcción de la identidad, a la cual añade características llamadas rasgos o conjunto de rasgos que; aunados con otros ingredientes del comportamiento se convierten en una unidad coherente que termina dándole perfil a la personalidad.

Comportamiento

Este comportamiento tiene una proyección recurrente a través del tiempo de manera determinada, sin que esto signifique que la persona tenga una manera de ser determinada en todos los casos. Resumiendo; la personalidad es la manera en que pensamos, interpretamos, sentimos y nos comportamos realmente, mostrando una tendencia de ese comportamiento a través del tiempo que nos permite afrontar la vida y presentarnos el modo en que nos vemos nosotros mismos y al mundo a nuestro rededor.

Permitiéndonos enfrentar al mundo de acuerdo al grado de percepción, retroalimentando con esa forma de ser. a nuestra personalidad propia, Cada persona al nacer ya tiene una personalidad propia, con ciertas características innatas, que con el paso del tiempo más el entorno ambiental, más las circunstancias, son; las que definirán la personalidad finalmente. No está demás decir que la personalidad será fundamental para desarrollar otras habilidades del individuo y su la integración a la sociedad.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: