actitud

DECISIÓN

Definición

La palabra DECISIÓN tiene su origen en el vocablo latino decisĭo, -ōnis y, según la Academia Real Española – diccionario por exelencia del idioma castellano-, se define del siguiente modo:

1. f. Determinación, resolución que se toma o se da en una cosa dudosa.

2. f. Firmeza de carácter.

De ahí se puede afirmar que la decisión es una cualidad que tiene el ser humano como firmeza de carácter, la cualidad de tomar una decisión en base a:

  • un conocimiento
  • un análisis
  • flexión o meditación previa
  • actitud

Las personas, a diferencia de los animales, poseemos de una consciencia que nos lleva a la determinación en situaciones concretas.

Importancia de la decisión

La decisión ocupa un lugar muy importante en la vida. De nuestra determinación depende cómo viviremos nuestra vida, cómo será nuestro futuro y cuál será nuestra condición.

determinación

Ejemplos cotidianos

  1. Como joven estudiante, puedes tener buenos propósitos de sacar buenas notas en los exámenes. Puedes ir hasta más lejos de querer sacar una carrera universitaria con un máster o doctorado. Pero, si no tomas la decisión de hacerlo, si no tienes suficiente resolución o firmeza de carácter, nunca te pondrás a estudiar lo suficiente y, como consecuencia, difícilmente vas a sacarte la carrera. Aparte de desear sacarte una carrera, tienes que decidir sacarte la carrera.
  2. Independientemente de la edad que tengas, puedes soñar con llegar a ser rico. No obstante, si solamente permaneces soñando, probablemente se queda en un sueño y, en el lecho de la muerte te dirás: “me hubiese gustado ser rico en esta vida”. Algunas personas incluso habrán tomado medidas para convertirse en rico, medidas como: reducir los gastos y aumentar los ingresos o bien pidiendo un aumento del sueldo, o bien aceptando otro trabajo adicional. La actitud de “tomar medidas” no es suficiente. Hay que decidir ser rico, porque la decisión nos lleva a trabajar hacia la meta para conseguir lo que realmente deseamos.
  3. Compramos una casa porque decidimos comprarla.
  4. Emprendemos un viaje porque decidimos viajar o visitar cierto lugar.
  5. Aprendemos otro idioma porque decidimos que queremos aprenderlo o porque sabemos que nos convendrá.
  6. Podemos soñar con ser dueño de nuestra propia empresa. Pero se quedará en un sueño a menos que decidamos montarla y averigüemos los pasos a seguir hasta conseguirlo.

Tener propósitos, querer y soñar no tiene nada malo, al contrario, pero no es suficiente. Para conseguir nuestros propósitos, lo que queremos, y realizar nuestros sueños debemos de tener firmeza de carácter, determinación y resolución.

¿Por qué la decisión es tan importante?

Porque si tomamos una decisión, adaptamos la actitud para cumplir con lo que hemos decidido previamente y trazamos un plan para conseguirlo. Buscamos activamente el modo de conseguirlo, nos preocupamos por averiguar los pasos a seguir, ordenamos estos pasos y ponemos unas fechas.

La decisión es lo que determina nuestro comportamiento para conseguir nuestras metas, sueños y propósitos y nos lleva al éxito, porque nos implicamos. Y si no sabemos cómo conseguir nuestra meta, aprendemos. Analizamos nuestras circunstancias, buscamos la información que nos hace falta para aprender lo que necesitamos para conseguir lo que queremos.

 determinación

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: