La decepción y sus lecciones

La palabra decepción es equivalente a me siento engañado. Es habitual que se utilice cuando se trata de unas expectativas o de unas esperanzas que son deseadas, no de promesas que no se han podido cumplir

La decepción ,es un sentimiento que aparece cuando alguien se ilusiona o se autoengaña cuando se espera un favor.

Características de la decepción

La decepción, es el sentimiento más cercano a la frustración, aparece cuando no se cumplen los deseos o las expectativas que se tienen entorno a una persona. Se produce porque se mezclan dos emociones como son; la sorpresa y la pena, Cuando la decepción se prolonga mucho tiempo, termina por aparecer la frustracción e incluso a veces esta lleva a sufrir depresión. 

Así en las parejas que están iniciando la relación, es normal que aparezca la decepción en esos inicios, por otro lado en los padres aparece la decepción, cuando los hijos no han tenido las notas que ellos esperaban. La de los amantes de cualquier equipo de futbol, aparece cuando su equipo no obtiene el resultado que esperaban de ellos, esto se puede ampliar a todos los deportes y también a las diferentes selecciones de cada país. 

Mandan las expectativas

Al producirse sobre una persona ,de forma inmediata el decepcionado cambia la imagen que tenía con anterioridad de esa persona, esta puede aumentar si el motivo es lo suficientemente importante y si afecta de manera especial a la forma de ser que tenga el decepcionado. En momentos puntuales y, que pueden tener bastante importancia, la decepción lleva a que se produzca la ruptura de la relación, esta abarca a todos los ámbitos, tanto el familiar, como el laboral o el sentimental. 

La decepción y sus lecciones

Algunas personas, tienen tendencia ha crearse expectativas porque a otras personas les  han funcionado. Pero, lo que ignoran es que esas expectativas no funcionan igual para todo el mundo, que cada persona necesita seguir sus propias pautas y su propio tiempo para intentar agradar al otro. La decepción no es algo que se pueda ni curar ni prevenir, puesto que nadie puede saber con anticipar como va a reaccionar la otra persona. La conclusión es que es mejor no tener expectativas y saber esperar a que las cosas sigan su curso, es el mejor modo de evitar que aparezca la siempre poco deseada decepción. 

 



La decepción y sus lecciones

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: