¡Cómo darle verdadero gusto a la vida!

Seguramente más de una persona dirá que hay que comer sabroso y sin culpa, bailar sin vergüenza, reírse del qué dirán y juntarse con personas que sepan disfrutar la vida. Otras tal vez coincidan en que hay que dejar que las cosas fluyan y no presionar nada.

Existe una alta probabilidad de que si te juntas con gente buena, comes rico y saludable siempre que quieras, si bailas cuando el ritmo te provoque y te ríes hasta llorar, estés de verdad disfrutando la vida. No es necesario esperar hasta el viernes para estar contento o salir de rumba, tampoco tienes que viajar muy lejos para que el paseo sea bueno, o invertir mucho dinero para que sea un gran viaje.

El detalle es saber darle tu toque personal a cada cosa que decidas hacer y hacerlo porque realmente quieres y te complace.

La vida es una aventura y la perdemos de vista si nos ponemos a esperar “mejores tiempos”. Te dejaremos una lista de hábitos que debes agregar a tu rutina, como una especie de decálogo para que le des tantito gusto a la vida.

disfrutar

Equivocarse no es tan malo.

Reírse.

Besar.

Abrazar.

Autoaceptación.

Sé tú mismo.

Intenta todo, siempre y cuando tú quieras hacerlo.

Arriesga.

Busca siempre tener buena actitud.

Viajar.

Supera tus miedos.

ser feliz

Alejarte de personas negativas, dejar de compararte y aceptarte con todo y defectos debe formar parte de esta lista, así como dejar de aparentar y ser más auténtico. No conformes con esto, te invitamos a revisar también cómo manejas la culpa en tu vida y qué tan ligero eres al momento de juzgarte y de juzgar a otros, así como también sugerimos observar tu nivel de quejas.

El gusto a la vida se lo da lo que hacemos desde la pasión, el entusiasmo y el amor. Cuando aprendes de los errores y las buenas experiencias, evolucionas en una mejor versión de ti, más armoniosa y poderosa. La vida se disfruta cuando sabes reconocer qué ignorar y qué abrazar con fuerza.

Para darle tantito gusto a la vida, hay que dejar de pensar en lo que va a pasar y prestar mayor atención a lo que está sucediendo ahora, en el momento presente, sin pisar a nadie; dejar huella, en verdadera conexión con tu esencia; dejar atrás la necesidad de tenerlo todo, y aprender a apreciar lo que sí tienes, sin lamentos y con gratitud.

Fuente Historia/Inspirulina (@inspirulina) el 03/07/2018 · Vida sana

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: