Dar una mala noticia

Dar una mala noticia se puede hacer más llevadero si tienes en cuenta una serie de pautas. Cuando ha pasado algo dramático, desafortunado, y tenemos la misión de dar una mala noticia, los nervios nos pueden traicionar y jugar una mala pasada. Para empezar debes saber que no es nada fácil dar una mala noticia y también que dependiendo de cómo des la noticia, el impacto en la otra persona puede ser mejor o peor.

 

dar una mala noticia

La clave para que dar una mala noticia no sea peor de lo que el impacto de la noticia en sí puede producir, es fundamental la empatía, es decir, que seamos capaces de ponernos en el lugar de la otra persona. De esta manera, aunque la noticia nunca pueda cambiar en intensidad, lograrás sufrimientos innecesarios. 

DAR UNA MALA NOTICIA

Para dar una mala noticia es esencial que sigas unas pautas para aliviar en la medida de lo posible lo dramático de la situación:

  • Elige el momento y el lugar adecuado: intenta que a la hora de dar una mala noticia, estés solo con esa persona, sin ruidos alrededor, en un ambiente tranquilo y con la seguridad de que podrás estar hablando con esta persona sin interrupciones y dándole el tiempo que necesite para aliviar su dolor y ser su máximo apoyo.
  • Nunca sueltes una mala noticia de sopetón, ya que el impacto sería brutal. Intenta preparar unos preámbulos para ir haciendo el camino hacia la mala noticia, de forma que el dolor no sea directo, poco a poco.
  • Nunca mientas ni maquilles la realidad. Es mejor que la noticia por muy mala que sea, la des tal cual, sin florituras ni quitando hierro al asuento. Con un tono cálido ayudarás a que la persona asimile la mala noticia.
  • Prepárate para dar respuestas. Cuando una persona recibe una mala noticia, se hará numerosas preguntas que deberás poder responder, por muy incongruentes que sean.

Dar una mala noticia

Nadie quiere ser el portador y el responsable de dar una mala noticia (bueno, siempre hay excepciones de personas que disfrutan con el dolor ajeno, pero eso es un capítulo aparte), pero si alguna vez te toca este difícil papel, ten en cuenta estos pequeños consejos que te ayudarán a dar una mala noticia de una forma menos traumática.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: