Obtener una excelente relajación después de un día de trabajo es muy importante por lo que no hay nada mejor que un buen masaje realizado por un experto y si es un fisioterapeuta mucho mejor. Un masaje es la forma de quitarse el estrés de forma efectiva y rápida. Estas técnicas son ancestrales y en todos los tiempos se ha obtenido relajación física y también mental con métodos de masajes relajantes. El entorno donde se realice es muy importante y juega un papel complementario a la situación donde se vaya a recibir el masaje que debe ser un lugar tranquilo, lejos de ruidos ni otro tipo de distracciones. La iluminación debe ser tenue y la música ambiental y suave.

fotografia

Hay que situar a mano todo lo necesario, toallas, cremas, aceite, etc. Muy importante es desconectar el teléfono pues una llamada rompería el encanto. la temperatura tiene que ser agradable ya que la persona que recibe el masaje sentirá algo de frío con los aceites o cremas debido a su inmovilidad.

fotografia

MATERIALES NECESARIOS

Hay que tener toallas grandes para tapar las partes que no se estén masajeando y así evitar la sensación de frío. Servilletas de papel para eliminar excesos de cremas o aceites . Si se usa aceite, este es mas resbaladizo y es fácil pasarse con la cantidad. Si se usan cremas, estas son más fáciles de dosificar.

INICIO DEL MASAJE

Muy importante es empezar por la región cervical y los hombros que es donde aparece la sobrecarga del cansancio diario. Este se puede dar sentado para luego tumbarse  con algunos cojines para la cabeza hasta encontrar la postura cómoda.

TÉCNICAS

Explicar las técnicas es complicado ya que cada profesional tiene sus métodos aunque siempre van bien algunos consejos.

fotografia

Hay que mantener el contacto físico, siempre tiene que haber una mano en contacto con quien recibe el masaje así no se producen sobresaltos. Las maniobras lentas y profundas son más relajantes. Hay quien usa la punta de los dedos pero es mucho mejor utilizar la mano entera pues el masajista se cansa menos al realizar las maniobras. Hay que empezar de forma lenta para que poco a poco se vaya aumentando la intensidad de la presión y preguntar con frecuencia si la presión resulta agradable o si le parece demasiado fuerte y que maniobra es la que le gusta más.

fotografia

La duración de un masaje es a gusto del consumidor, no obstante con 10 o 15 minutos se puede desconectar toda la tensión y cansancio acumulado durante el día.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: