cursos

CURSOS: distintas formas de estudiar

Antiguamente solamente existía una forma de estudios y ésta se reducía a la educación tradicional que consistía en acudir al colegio donde se recibía una formación básica. Con la mochila a hombros o los libros bajo el brazo, se anotaba todo en las libretas u hojas de papel y por la tarde se aprovechaba para realizar la tarea y estudiar. Una vez terminados los estudios básicos y los estudios universitarios o de formación profesional, seguía lo típico: buscarse un empleo para comenzar a trabajar hasta la edad de jubilación.

Hoy en día, los estudios no se quedan ahí ni sigue una sola forma de alcanzar tan sólo un conocimiento básico. Hoy más que nunca es necesario no sólo estudiar, sino seguir formándose una vez terminados los estudios básicos. Crece la necesidad del reciclaje del personal de una empresa. Hay que seguir los pasos de la evolución del mercado, mantenerse al día con las novedades realizando cursos adicionales o, en algunos casos, reciclarse para cambiar de profesión para seguir constantemente el desarrollo del mercado laboral.

No obstante, disponemos cada vez de menos tiempo y una buena organización es primordial. Para ello, los cursos se han adaptado también a los tiempos modernos y a las necesidades tanto del mercado laboral como de aquellos que deciden no quedarse anticuados. Es por eso que surgieron nuevas formas de estudio que se detallan a continuación:

cursos

Están los cursos presenciales en las aulas que son aquellas de toda la vida en colegios, institutos o academias. Tienen la ventaja de que hay un tutor que guía a los alumnos explicando la materia a estudiar y resuelve cualquier duda que puedan tener. Pero, la desventaja es que hay que acudir regularmente a las clases y ello ocupa mucho tiempo en nuestra agenda apretada. Después, una vez en casa, tenemos que repasar, estudiar y hacer la tarea que nos mandan.

cursos

Cursos Online

  • Los cursos online ofrecen grandes ventajas que son los siguientes:
  • Se realizan desde casa en el ordenador con una simple conexión a Internet.
  • No es necesario desplazarse a ninguna academia que oferte dicho curso.
  • Se ahorra material como son los libros, libretas, bolígrafos…
  • Los cursos de por si, al ser online, suelen ser más económicos que los cursos presenciales, por lo cual se ahorra en el precio del curso que elegimos estudiar.Estos cursos se adaptan a nuestro horario, ya que no imponen un horario fijo a estudiar.
  • Cada uno es dueño de su tiempo y se organiza como mejor le conviene.

La única desventaja que pueda ofrecer esta forma de estudiar es la desmotivación, puesto que no todo el mundo sirve para estudiar en solitario sin un profesor que esté continuamente detrás de uno revisando la tarea y los trabajos. Hay que ser AUTODIDACTA para llevar a cabo este tipo de cursos. Aunque sí hay que absolver un examen final y hay un profesor disponible para contactar siempre en cuanto se necesite para resolver cualquier duda que tengamos.

Cursos a distancia

Se parecen bastante a los cursos online. Se matricula igualmente por internet y se estudia en casa a un ritmo personal según las posibilidades del alumno. Igualmente se puede contactar a un profesor vía Internet para resolver las dudas. Estos cursos son más económicos que los presenciales, pero un poco más caros que los cursos online, puesto que los cursos a distancia incluyen libros didácticos que recibe el alumno en su domicilio. No obstante, el alumno es dueño de su tiempo y dicta su propio horario, así como ritmo de estudios. También aquí es necesario disponer de la motivación adecuado teniendo en cada momento presente por qué realizamos el curso y para qué nos servirá en el futuro.

El INTERNET ofrece, además, talleres y diversos cursos gratuitos que enseñan un temario a modo personal que no suelen prestar validez oficial, puesto que no suelen ofrecer exámenes ni títulos o certificados que avalan haber pasado ningún curso. Más bien, sirven para la investigación personal de cada uno. A cambio, los cursos online y a distancia sí ofrecen un examen a final del curso y, una vez aprobado, se recibe un certificado que es enviado por correo electrónico, se podrá descargar por Internet o se recibe por correo postal a su domicilio indicado en la matrícula.

Tal vez no tengamos claro cuál de los estudios nos conviene si no hemos probado aún ninguna, pero lo que sí está claro es que nunca está demás seguir estudiando.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: