Límite desde el punto de vista del mercado

Deben tenerse en cuenta las necesidades del mercado para adaptar a ellas nuestras cadenas de producción, con el fin de que la cantidad de producto terminado encuentre rápidamente un mercado, pues, de no ser así, nuestros stocks se irán incrementando, con un consiguiente aumento de los costes y por tanto de una disminución de la rentabilidad.

Por lo general, las exigencias del mercado no son constantes, por lo que aproximadamente a la dimensión óptima, nuestra empresa deberá tener una cierta elasticidad que le permita acomodarse a las fluctuaciones del mercado. Existen empresas que tienen épocas del año en que el mercado les exige más producto que durante el resto, estas empresas lo que hacen es almacenar producto terminado, durante todo el año, para que cuando llegue la temporada, pueden abastecer el mercado. Dichas empresas, que prácticamente durante la mayor parte del año trabajan sólo para almacenar stocks, podrían dar la apariencia de estar sobredimensionadas de cara al mercado, pero no, es su política de fabricación; les sería imposible fabricar todo el producto necesario en pocos meses, y además el resto del año deberían estar paradas.

No confundamos pues determinadas políticas empresariales con una excesiva dimensión empresarial, la cual se daría si por ejemplo dichas empresas frenaran su ritmo de producción como para abastecer al mercado durante unos pocos meses de ventas, dentro del contexto de todo el ejercicio económico (1 año).

 

Limitación ejercida por la administración de la empresa.

En el apartado de los aspectos de la empresa, hemos tratado el factor administrativo-organizativo, al cual muchos autores califican como factor limitativo de la empresa. Realmente debemos cuidar que la administración de la empresa crezca adecuadamente a las necesidades que se le impongan.

«El aumento del tamaño pronto exige un incremento más que proporcional de la organización, y como dice Drucker, inmediatamente se hace necesario crear órganos que se ocupen del interior, órganos que se informen y suministren retroacción a partir del exterior, en definitiva órganos que coordinen y controlen».

Al hablar del aspecto técnico, dijimos que se producía una división del trabajo, pues bien, en el apartado administrativo también se produce esta división: «La excesiva división de las tareas a realizar limita las posibilidades de utilización del potencial humano en la empresa, restando flexibilidad a la misma, así como originando problemas deformación y promoción»1.

A medida que crece la empresa, va aumentando la responsabilidad de los altos cargos, pues éstos no se diversifican como los cargos que tienen inferior rango, creando la llamada limitación del factor dispositivo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: